Trump continuará con sanciones y “presión máxima” sobre Corea del Norte

Tras cancelar la cumbre con Kim Jong-un, el presidente de EEUU aseguró que continuarán su estrategia sobre el gobierno norcoreano.

El Observador
Uruguay

El presidente de Esta­dos Unidos, Donald Trump, anunció este jueves la continuidad de las sanciones económicas y la campaña de “presión máxima” sobre Corea del Norte, luego de la cancelación de su cumbre con Kim Jong-un.

“Las sanciones, las más rígidas ya impuestas, y la campaña de presión máxima continuarán”, dijo Trump en la Casa Blanca, donde también advirtió a Corea del Norte que evite eventuales “actos irrespon­sables”.

Para el secretario de Esta­do de la Casa Blanca, Mike Pompeo, la reunión entre el presidente de EEUU, Do­nald Trump, y el norcorea­no Kim Jong-un “tenía po­cas posibilidades de éxito”, según dijo ante la comisión de Relaciones Exteriores del Senado estadouniden­se. ”

No creo que estemos en una posición de creer que podría haber un resultado positivo”, dijo el funcionario, explicando que los negociadores estadouni­denses no recibieron de la parte norcoreana “ninguna respuesta a nuestras demandas”.

Trump y Kim habían acordado reunirse en Singapur para discutir mecanismos para que Corea del Norte in­terrumpiera sus programas de armas nucleares.

En ese proceso de aproximación, Corea del Norte había liberado a tres ciudadanos estadounidenses que estaban detenidos en Pionyang y anunció también este mismo jueves haber desmantelado una instalación dedicada a su programa de armas nucleares.

El acercamiento fue tal que Kim llegó a participar de un histórico encuentro con el presidente Corea del Sur, Moon Jae-in, en la zona desmilitarizada que divide la península.

Sin embargo, en las dos últimas semanas se tornaron evidentes las divergencias sobre las expectativas de los dos países sobre cuál sería el alcance de la negociación. Si bien Washington insistía en la desconsideración de la península coreana, Pionyang deseaba incluir en la agenda la presencia de 30.000 soldados estadounidenses en Corea del Sur