Cumbre histórica entre Trump y Kim Jong-un

Grandes expectativas ante cita en Singapur

Bloomberg

 

El presidente estadounidense, Donald Trump, está por ver si su apuesta sobre Corea del Norte dará el resultado esperado: que el deseo de Kim Jong Un de que se levanten las sanciones económicas y se retire a su país el estatus de paria primará sobre su temor a desmantelar su programa nuclear.

Trump y Kim aún deben acordar cómo se realizaría la desnuclearización de la península. El presidente estadounidense demanda un desmantelamiento completo, verificable e irreversible de todo el programa de armas nucleares. Corea del Norte quiere una garantía, posiblemente que incluya un tratado de paz formal para terminar con la guerra con su vecino del sur, y el retiro del programa antinuclear estadounidense que protege a Corea del Sur y Japón.

Trump afirmó el 9 de junio que espera saber “en el primer minuto” del encuentro, si Kim tiene intenciones serias de entregar sus armas nucleares. Los dos líderes darán inicio a la histórica cumbre el martes en Singapur con un apretón de manos, y una breve caminata frente a la prensa, según un funcionario estadounidense. Los dos líderes se reunirán en privado, solo ante la presencia de traductores.

Posteriormente, los principales asesores de Trump y Kim se les unirán, incluidos el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, por parte del gobierno estadounidense. Trump llegó a Singapur la noche del domingo, en hora local, acompañado por Pompeo, Bolton, y el jefe de gabinete, John Kelly. La secretaria de Prensa, Sarah Huckabee, afirmó que el presidente dedicó la mayor parte del vuelo a preparar la cumbre junto a su equipo. El lunes, en señal de cortesía, se reunió con el anfitrión, el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, en la única actividad pública el día antes de la cumbre.

Corea del NorteDonald TrumpEEUUKim Jong