Banca paraguaya se encamina a un sistema más mayorista

Teniendo en cuenta el comportamiento de los créditos en los últimos 2 años, según la actividad económica se observa una leve tendencia del sistema bancario a un sector más mayorista. Esta incógnita se da a partir de la tendencia decreciente que mostró el spread bancario en los últimos diez años.

Según el último informe de indicadores financie­ros del Banco Central del Paraguay (BCP), el mar­gen de intermediación financiera de los bancos en moneda nacional, ce­rró en 11,01% en diciem­bre 2017.

Este margen fue inferior al registrado en diciem­bre del 2016 en 0,51 pun­tos porcentuales y con­siderando un evolutivo histórico se observa que este spread bancario fue el menor en los últimos 10 años.

TASAS ACTIVAS

Considerando el pro­medio ponderado de las tasas activas, los últimos registros exponen que a diciembre del año pasado la tasa de interés activa presentó una caída de 1,42 puntos porcentuales en términos mensuales y 1,5 año tras años.

Se debe tener en cuenta que para la clasificación de los créditos, el análi­sis se llevó a cabo en dos grupos de empresas para denominar el segmento mayoritario y consumo para la banca minorista.

Por una parte, el seg­mento de empresas que se encuentra compuesto por el sector agrícola, cría de animales, in­dustria manufacturera, construcción, comercio mayorista, comercio mi­norista, servicios, inter­mediación financiera y agribusiness.

Luego, se encuentra el segmento de consu­mo, determinado por los créditos para consumo, vivienda, venta y repara­ción de vehículos, servi­cios personales y otros.

EVOLUCIÓN

En base a esta clasifica­ción, se puede ver para el periodo analizado de marzo del 2016 a diciem­bre del 2017, que el crédi­to para empresas pasó de tener una participación de 74,94% del mercado a una participación del 76,12% del mercado de créditos, exponiendo un incremento de 1,59%.

En contrapartida, el sector de consumo o mi­norista pasó de tener una participación del 25,06% a una proporción del mercado de créditos del 23,88%, según los últimos registros disponibles, esto revela una baja del 4,74% en la participación del nivel de colocación de la banca.

LIQUIDEZ

En conversación con el Presidente del Banco Familiar, Alberto Acos­ta Garbarino, indicó que a su parecer este comportamiento a la baja del margen de in­termediación más bien responde al exceso de liquidez que se perci­be dentro del sistema y como respuesta a esto las entidades bajan sus tasas para poder incen­tivar el nivel de coloca­ciones.

Acosta Garbarino se­ñaló que el rendimiento de la banca minorista viene cayendo producto de la tendencia negativa que vienen mostraron las tasas activas del sis­tema y esto conlleva a un círculo vicioso.

“Bajan las tasas, eso lleva a que el promedio de las tasas de interés máximas o tasas usu­rarias también bajen y esto incide a que dismi­nuyan las tasas de los créditos”.

En cuanto al negocio de créditos corporativos dijo que este segmento también se ve afectado por el exceso de liqui­dez, esto hace que a pe­sar de manejar un nivel de tasas muy inferiores, los bancos prefieran colocar en a una menor tasa y ganar en el volu­men del negocio.

En términos inte­ranuales, el nivel de depósitos mostró una suba de 7,1% y de un incremento de 0,7% en comparación a noviem­bre del 2017.

Si se considera el ratio de liquidez, que se ob­tiene a partir de la re­lación de créditos sobre depósitos, se verifica que la liquidez pasó de 89,70% en diciembre 2016 a 86,98% en di­ciembre del 2017.

También podría gustarte Más del autor