Brasil en riesgo de default por préstamo

El Gobierno de Brasil depende de la rápida acción del Congreso para evitar el incumplimiento del pago de garantías de préstamos concedidos a Venezuela y Mozambique.

Legisladores reunidos el miércoles deben aprobar el uso de hasta 1.500 millones de reales para cumplir con el pago de préstamos que concedieron bancos como parte de una política para financiar las exportaciones brasileñas. La propia Brasilia está en riesgo ya que Caracas está a punto de no cumplir el pago de US$275 millones de una deuda que vence el 8 de mayo. Preocupado de que los legisladores no se presenten después del feriado del 1 de mayo del Día del Trabajo, el presidente Michel Temer canceló un viaje a Asia esta semana para supervisar el episodio que su oficina dijo que podría llevar al país a la suspensión de pagos.

El problema es el resultado de una serie de errores de los legisladores brasileños, desde un acuerdo engorroso de garantías de préstamos para exportaciones hasta una importante subestimación de riesgo crediticio. Solo días antes de que Venezuela incumpliera un pago de un préstamo anterior a Brasil en agosto pasado, altos funcionarios de presupuesto en Brasilia descartaron rotundamente la posibilidad de que su vecino del Caribe incurriera en una cesación de pagos, por lo que no se consideró el riesgo en el presupuesto de este año.

Ahora Brasil enfrenta un incumplimiento poco probable pero posible, que a su vez tendría una serie de efectos dominó, incluyendo problemas con entidades multilaterales como el Club de París.

Los préstamos garantizados por el Gobierno fueron concedidos por el banco de desarrollo estatal BNDES y Credit Suisse.

También podría gustarte Más del autor