Brasil enfría los números rojos y cumplirá con meta fiscal

El Cronista
Argentina

 

Brasil logró el menor déficit fiscal primario en tres años durante el primer semestre de este año. Las cuentas públicas brasileñas registraron un rojo de U$S 3880 millones informó el Banco Central.

El déficit es notablemente inferior al registrado en los primeros seis meses de 2017, cuando se registró un balance negativo de U$S 9.490 millones. Las cuentas del gobierno central fueron las principales responsables del saldo negativo dado que arrojaron un déficit de U$S 7.735 millones.

Los gobiernos regionales, municipales y las empresas estatales, en cambio, registraron superávit.

El resultado de enero a junio fue el mejor para el periodo desde el primer semestre de 2015, cuando se registró un superávit primario de U$S 4.372 millones. Todo indica que Brasil podrá cumplir con su meta fiscal para este año, que prevé un déficit anual de U$S 43.383 millones. Según el Banco Central, en el acumulado de los doce meses del año hasta junio, el sector público tuvo un balance negativo de alrededor de U$S 24.204 millones, equivalentes al 1,34 % del PBI.

En el semestre, el déficit nominal llegó a U$S 58.200 millones, en comparación con los U$S 64.600 millones del mismo período del año pasado. En tanto que en los 12 meses hasta junio, el rojo con el pago de intereses incluido alcanzó los U$S 130.000 millones, es decir el 7,28% del PBI, después de marcar en mayo el 7,21%. La cuenta de intereses, en el mismo período, sumó U$S 106.000 millones, o sea el 5,94% del PBI. Los datos no incluyen Petrobras y Eletrobras. Los bancos estatales tampoco entran en la cuenta, pues las estadísticas se refieren al sector público no financiero.

Por otra parte, el informe del Banco Central señala que la deuda pública asumida por el gobierno aumentó en junio. La deuda neta del sector público no financiero subió del 51,3% del PBI en mayo al 51,4% en junio. El costo de carga de esa deuda subió del 12,3% en mayo al 12,6% en junio. La deuda bruta de los gobiernos en Brasil, en tanto, avanzó del 77,1% al 77,2% del PBI.

En tanto, el boletín Focus, elaborado en base a analistas del mercado y publicado por el mismo organismo, evaluó que la economía de Brasil crecerá en 2018 apenas un 1,5% influenciada por la débil actividad y por la incertidumbre de las próximas elecciones presidenciales

También podría gustarte Más del autor