Cepal reafirma que Paraguay será el #1

Por José Zalazar
[email protected]

 

 La Comisión Econó­mica para América Latina y el Caribe (Cepal) proyectó ayer que la economía paraguaya crecerá 4% durante 2018, y recortó así la expansión pre­vista en diciembre último, que auguraba un crecimiento igual. Pese a que en países del bloque como Argentina y la República Bolivariana de Venezuela se esperan con­tracciones económicas, sobre todo en el último caso se con­traería -8,5%, la Cepal mantu­vo su previsión respecto al crecimiento económico de la región para el presente año, que exhibiría una expansión del 2,2%.

INFORME

De acuerdo a la agencia Reuters, el organismo informó a través de un comunicado que el creci­miento económico de la región estaría liderado por una recuperación de Bra­sil y un esperado repunte de la demanda externa y de la inversión, pese a co­rrientes que apuntan a un mayor proteccionismo.

La proyección para este año se basa en que Brasil –la principal economía del bloque– crecería un 2,2%, mientras que el Producto Bruto Inter­no (PBI) de México aumenta­ría un 2,3%.

En su informe, la Cepal con­sideró también que en este 2018 las economías de Amé­rica del Sur crecerían un 2%, 1,2 puntos porcentuales más que el 0,8% exhibido el año último.

 

El analista financiero Stan Canova, señaló sobre el tema que el crecimiento económi­co sostenido del país necesita llegar a la base de la pirámi­de y para ello se necesitan reformas estructurales que brinden oportunidades a aquellos que están en situa­ción de vulnerabilidad so­cioeconómica. En ese caso los programas de capacita­ción para mejorar los índices de empleabilidad serían más que necesarios.

Por otra parte, no está de más indicar que Paraguay es una economía pequeña por­que todavía se encuentra en proceso de maduración para alcanzar el máximo de su po­tencial, que no es bajo.

El renombrado economista Ricardo Rodríguez Silvero manifestó que lastimosa­mente el Paraguay tiene un mal indicador de pobreza ya que se la mide en función a los ingresos monetarios, de forma sectorial y no de ma­nera sistémica como el Índice de Desarrollo Humano que comprende aristas como expectativa de vida, escolari­dad e Ingreso Nacional Bruto del país, INB. Cada una de esas variables tiene tras de sí un desván de aristas econó­mico-sociales como la salud pública, seguridad social, etc.

De ahí que no es lo mismo una persona en pobreza extrema en Paraguay que en Suecia o Francia ya que esas economías poseen estructuras sociales que contienen mejor a las personas en vulnerabilidad económica.

También podría gustarte Más del autor