Consumir proteína modificada podría acabar con la obesidad

EL ESTUDIO PERMITIÓ REDUCIR EL PESO CORPORAL, INSULINA Y COLESTEROL EN SANGRE

Por José Zalazar
[email protected]

El sobrepeso es una cuestión de salud pública que cada vez más está cobrando fuerza en el Paraguay debido al aumento de personas que la padecen. Gracias a la ayuda de la ciencia se sabe sus causantes y están surgiendo cada vez más luces de esperanza para encontrar soluciones efectivas y eficientes ante este flagelo que afecta al 60% del Paraguay.

 

 

 

HALLAZGO

Un grupo de científicos de la farmacéutica Amgen ha desarrollado una molécula modificada que ha permitido reducir los niveles de obesidad en un grupo de animales de laboratorio y que puede suponer una solución a un problema que en la actualidad afecta a 650 millones de personas en todo el mundo. Mediante la modificación de la proteína GDF15, el estudio permitió a los investigadores reducir el peso corporal, la presencia de insulina en la corriente sanguínea y los niveles de colesterol en un grupo de ratones, ratas y primates, según publicó la revista especializada Science Translational Medicine.

LA INVESTIGACIÓN

El equipo de la farmacéutica estadounidense, bajo la coordinación del científico principal Yumei Xiong, decidió abrir esta línea de investigación al observar que los niveles de concentración de esta proteína era mayor en seres humanos y animales con problemas de sobrepeso.

Debido a que la GDF15 tiene un ciclo de vida corto en el plasma, y que, por lo tanto, es difícil producirla en cantidades sustanciales, los investigadores optaron por crear dos proteínas de fusión diferentes que a la postre ofrecieron mejores resultados. Al suministrar la nueva proteína a un grupo de ratones, el equipo de investigación descubrió, además, que esta también alteraba las preferencias dietéticas de los animales, que pasaron a decantarse por engullir alimentos menos calóricos. Los autores pudieron concluir que la nueva proteína activó las neuronas con potencial de acción de los animales, que afectan directamente a la conexión del intestino con el cerebro. Según los últimos datos divulgados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad es un problema que se ha triplicado desde 1975 y estuvo fuertemente relacionada con la muerte de al menos 2,8 millones de personas en el mundo el año pasado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIDAS

Como todo fenómeno complejo, mientras más amplio sea el espectro de la problemática se necesitará de soluciones más sistémicas, por lo que 5días consignó con la nutricionista Jeaninne Zuccolillo, Máster en alimentación y dietética, ciertos factores que implican a la obesidad. Consultada con respecto al uso de fármacos para modificar la conducta alimenticia, Zucollillo explica que considera una alternativa valedera el uso de fármacos pero en obesidades mórbidas, pues este tipo de obesidad se demostró que no logra resultados óptimos modificando solo el plan nutricional y el ejercicio. El beneficio a largo plazo lo llevaría la reducción de las calorías totales de la dieta, que es lo que demostró la pastilla también, (ya que se eligen comidas con menos calorías ).

La nutricionista asevera que el detonador del sobrepeso es el aumento de la comida rápida más económica, la falta de cultura de actividad física y un nivel de estrés que imposibilita desarrollar una planificación de salud.

CONCLUSIÓN

No existe una solución sectorial al problema, pero todo avance que la ciencia haga en la comprensión del tema ayuda para encontrar alternativas viables que puedan paliar o acabar con una patología que ha demostrado avanzar a un ritmo alarmante.

También podría gustarte Más del autor