Cuatro de cada diez trabajadores no tienen poder de consumo

Uno de los motores principales que impulsa a la ciudadanía a ser parte del mercado laboral en el país es la remuneración, las personas apuestan por mayor formación, por ganar toda la experiencia posible y por convertirse en el mejor profesional para llegar a sus aspiraciones salariales, sin embargo el asalariado promedio continúa viendo cómo cada guaraní que recibe por el trabajo realizado es cada vez menor.
De acuerdo con el último informe de la Encuesta Continúa de Empleos correspondiente al segundo trimestre del año y publicado por la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos, al cierre del período abril-junio se registró un total de 321.599 personas que ganan menos del sueldo mínimo, mientras otras 377.282 personas reciben remuneraciones comprendidas entre un salario mínimo y uno y medio. Esto en Asunción y Gran Asunción.

CADA VEZ SE GANA MENOS
Aunque el Gobierno actual emprendió políticas para garantizar la estabilidad del poder adquisitivo de la clase trabajadora, entre las cuales destacan el aumento del salario y el promedio total de las tasas de salario son crecientes, continúa existiendo un alto porcentaje de mano de obra que recibe sumas inferiores y tomando en cuenta los números registrados durante el segundo trimestre desde el 2013 al 2017, la cantidad de personas en esta situación aumentó.
De los 24,9% asentados en 2013 se pasó a un total del 28,3% este año. Dentro de este período también se llegó a 29,1% en el 2014, a partir del 2015 y 2016 se dio una disminución, llegando a los 24,5% -la más baja registrada-, para volver a subir en el 2017.

DISTINTOS TRAMOS DEL SALARIO
Con relación a los demás tramos salariales especificados en el informe, se observa que el porcentaje mayor de personas ocupadas asalariadas percibe entre un salario mínimo y uno y medio (33,2%) en el 2017, mostrando un comportamiento con tendencia creciente, excepto en el 2016, cuando se dio un leve descenso.
En cuanto a los que reciben entre uno y medio y menos de dos salarios mínimos, se registró un descenso pasando de los 16,2% en el 2013 a un total de 12,8% en 2017. La misma tendencia se dio en los tramos donde la remuneración va desde 2 salarios y medio y 3 salarios, con una disminución de 0,20% y de 3 SM y más con una variación del -1,10%. Mientras que en el caso de los salarios de entre dos y dos y medio se observa una dinámica favorable con un aumento del 0,70%.

CONCENTRACIÓN DE FUERZA LABORAL
Ante un mercado cada vez más exigente y la tendencia del empredendurismo en alza, las pequeñas y medianas empresas son la opción más asequible para la gente, generando un mercado informal, puesto que muchas de ellas no están registradas, por consiguiente no son reguladas. También es donde más se da los pagos de salarios menores al mínimo.

También podría gustarte Más del autor