Cultura de la transparencia

Opinión. Juan Pablo Fernandez Bogado - Abogado y Profesor - @jpferbo

 

Desde hace unos días se discute en la opinión pú­blica, la utilización de re­cursos del Estado en tor­no a un ciclo de charlas particulares que realiza el ministro de cultura, Fer­nando Griffith, denomi­nado Paraguay Podero­so. Estas charlas buscan inculcar algunos valores perdidos de nuestra so­ciedad, entre ellos la ho­nestidad, la equidad y la integridad.

En una conferencia de prensa, el secretario de cultura y charlista, al consultársele sobre cómo explica la utilización de viáticos del Estado, en­tre otros gastos, para continuar realizando sus charlas particulares, ar­gumentaba que, “cuando vienen las invitaciones de los centros culturales, de los colegios, siempre vie­nen asociadas a la figura de Paraguay Poderoso. Es como tratar, salvando las distancias, de que un fut­bolista se aleje del fútbol. Es demasiado cercana la figura de Paraguay Pode­roso a mi persona, enton­ces vienen los pedidos”.

La pregunta es: ¿Cómo saber si el ministro usa el ministerio de Cultu­ra para el desarrollo de su proyecto personal? Una herramienta que nos ayudaría a ver los detalles de organización de estas charlas y los procedi­mientos adoptados para el otorgamiento de los honorarios y viáticos, los horarios en que fueron desarrolladas, el perso­nal designado para asis­tir en dichos encuentros, la planificación de estas actividades, entre tantos otros datos que la ley de acceso a la información pública 5282/14 nos debe brindar a través de una solicitud, si es que ya no está publicado como obli­ga la norma.

“Paraguay Poderoso” es una conferencia dicta­da por el Dr. Fernando Griffith, que presenta temas como “No Ha­blar mal del Paraguay”, “Conocer la historia y la gran nación que fuimos “, “Cómo ser parte de la reconstrucción del país”, “Por qué Paraguay será otra vez la naciónPodero­sa que fue”.

Lo que pretende el se­cretario de cultura es re­cuperar la identidad de nación grande y próspe­ra que el Paraguay tenía en el siglo XIX y volver a ser ejemplo para todo el mundo. Ahora bien, sin capacidad de explicar con claridad los temas rela­cionados a sus charlas y los recursos públicos utilizados para los mis­mos, es difícil sostener el discurso de los valores a recuperar cuando los mismos se han perdido y es como la frase popular: “Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago”.

Cultura es el conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, a una clase so­cial, a una época.

Sr. Secretario Griffith, que los antivalores no terminen sometiendo una vez más –al- “Pa­raguay Poderoso” dando lugar a las viejas prácti­cas poco transparentes que usted dice querer erradicar.

También podría gustarte Más del autor