Desarrollo de habilidades gerenciales

RODRIGO ARTURI
INGENIERO COMERCIAL
DIRECTOR EJECUTIVO
INITIATIVE CONSULTORES

Las nuevas generaciones, la presión por fidelizar a los clientes y la competencia que está cada vez más agresiva obligan a que la alta gerencia de una empresa deba desarrollar nuevas habilidades para dirigir sus equipos de trabajo. El acceso a la información de manera instantánea ha generado en las nuevas generaciones un nivel de aceleración en el logro de sus metas, que no tiene precedentes, dándoles a las personas con mayor talento la posibilidad de cambiar rápidamente de trabajo, debido a los bajos niveles de fidelidad hacia las empresas, por sobre, los niveles de fidelidad de cada persona por su carrera actual de trabajo.

Existe una gran cantidad de negocios que hoy en día ven “amenazado” su futuro, debido, a la migración de los talentos a empresas propias y se basan en nuevos clústers laborales, que, si bien es cierto, dan un conjunto de nuevas oportunidades para que las personas puedan emprender sus nuevos negocios. Es cierto también que ponen en serio riesgo la estrategia competitiva de la empresa que se basa en el desarrollo y la innovación que aportan las personas.

Una empresa que no se desarrolle en términos de nuevos productos, nuevos segmentos a atender, o una expansión geográfica, es una empresa que tendrá poco para ofrecer a una persona de alto potencial, por lo tanto, el crecimiento se transforma en un imperativo estratégico para sobrevivir en estos tiempos de cambios.

No hace mucho tiempo atrás, una empresa tenía la facilidad de encontrar a personas que cumplan con el perfil buscado, sin embargo, la sofisticación de estrategias ha generado perfiles elaborados cada vez más específicos, que, por supuesto son mucho más difíciles de cubrir.

En este nuevo entorno empresarial los ejecutivos deben desarrollar habilidades vinculadas con competencias que permitan desarrollar a las personas, los equipos de trabajo y la organización, las competencias a desarrollar son:

  1. TRABAJO EN EQUIPO

Estimula la participación activa del equipo, tanto en la planificación, como en la toma de decisiones. Recompensan con equidad a sus colaboradores.

  1. COMUNICACIÓN EFECTIVA (FEEDBACK)

Practican la escucha activa, fomentando la comunicación tanto horizontal (entre todo el equipo) como vertical (en cascada descendente a lo largo de la jerarquía).

  1. DELEGACIÓN Y TOMA DE DECISIONES

Delegan funciones entre los miembros del equipo y tienen una alta capacidad de tomar decisiones.

  1. MOTIVACIÓN

Facilitan y apoyan el trabajo de sus colaboradores, para incrementar la motivación e integración de los mismos.

  1. ORIENTACIÓN A RESULTADOS

Comparte objetivos y prioridades con sus subordinados.

  1. ORIENTACIÓN AL CAMBIO

Analizan los resultados y las causas de las desviaciones de los mismos. Generan medidas a tomar para la resolución de estas desviaciones.

  1. PROACTIVIDAD

Afrontan los conflictos y errores desde un punto de vista proactivo y tratando de aprender de ellos.

  1. SOLUCIÓN DE CONFLICTOS

Buscan soluciones a los problemas y lo hacen mediante el consenso.

Para lograr implementar estas competencias las empresas deben definir un plan de negocio que ponga como eje central al desarrollo de las personas, comenzando por líderes capaces de convocar, alinear y guiar a los equipos de trabajo a metas desafiantes y vinculadas a los objetivos individuales de las personas para que de esta manera puedan transformarse en una marca empleadora, eficaz y atractiva, capaz de atraer al talento, que cada vez se encuentra más difícil de obtener.

A fin de lograr que los líderes puedan desarrollarse con habilidades en gestionar efectivamente a sus equipos de trabajo, construir equipos de trabajo, motivados para alcanzar las metas de negocios y la construcción de una visión estratégica que permita tomar decisiones en cualquier nivel de la administración, permitirá tener mejores y más sustentables organizaciones.

También podría gustarte Más del autor