Despido hizo que se le encendiera la lámpara de ideas para emprender

Aproximadamente G. 6 millones fue el monto invertido para la aper­tura de FR Ideas

Fernando Rodríguez de 40 años, es Administrador de Empresas y está a un paso de obtener el título de Contador, trabajó en la función pública por un periodo aproximado de 8 años, y tras un despido injustificado, como menciona Fernando, de la noche a la mañana, tuvo que abocarse en la difícil tarea de insertarse nuevamente en la actividad laboral.

Rodríguez comentó a 5días que veía fácil vol­ver a insertarse a la ac­tividad laboral con su experiencia y siendo un profesional, pero la edad era uno de los puntos negativos para su curri­culum.

Mientras buscaba tra­bajo por todos los me­dios posibles, como las redes sociales o los diarios impresos Fer­nando se dio cuenta que emprender un negocio propio no era mala idea, ya que la posibilidad de volver a trabajar for­malmente, ya sea en el sector público o privado, era cada vez más lejana.

Rodríguez comentó que antes de este empren­dimiento tuvo un buen tiempo de ensayo y error, hasta finalmente llegar a FR Ideas, luego de haber estudiado pa­nadería.

“Me encantó la co­cina. Aprendí a hacer riquísimas cosas, pero también me di cuenta que no me volvería un súper chef ni nada por el estilo, pero indagando, vi que había un mercado potencial para desarro­llar un emprendimiento de indumentaria gas­tronómica y así lo hice”, mencionó el propietario.

INVERSIÓN

Aproximadamente G. 6 millones fue el monto invertido para la aper­tura de FR Ideas.

EVOLUCIÓN

“La principal evolu­ción fue darle identidad y entidad a la marca. De ser un emprendimien­to que se inició casi al azar y hasta casero, hoy ya poseemos una marca bien diferenciada, co­menzando a ser recono­cida; el packaging está mucho más elaborado”, destacó Fernando.

FORTALEZAS

La modernidad de nuestros productos, es una de las fortalezas, resaltó Rodríguez agre­gando que están inno­vando con telas, colores, combinaciones y deta­lles que hacen un pro­ducto diferenciado.

CONSEJO

“Cuando te digan no, es cuando más lo tenés que intentar, salgan de su zona de confort, solo para robar y mentir hay que avergonzar­se el trabajo dignifica, sea trabajando en Wall Street o vendiendo yu­yos”, finalizó Fernan­do

 

También podría gustarte Más del autor