Digitalización de recursos humanos es un desafío para las empresas

[email protected]

Hoy, en materia de recur­sos humanos, la clave está en romper paradigmas y atreverse a replantear conceptos. Aunque cues­te, el cambio trae consigo innumerables ventajas. Son desafíos que ponen a prueba el potencial de cada colaborador, y es allí don­de cada empresa también es probada en cuanto a la efectividad de su cultura organizacional.

Quizá dejar atrás viejas prácticas que no generan valor sea el camino. “Mu­chas veces el área está su­jeta a instrucciones de la dirección o de figuras que llevan años en las compa­ñías y que limitan el poten­cial de los colaboradores”, señalan desde Comunidad RH Paraguay, una com­pañía especializada en el campo.

Todo se trata de la digi­talización de los recursos humanos. “Es un modelo mucho más dinámico para atraer a los colaboradores, con la que se los puede ena­morar, convirtiéndolos en embajadores y apoyándolos en redes sociales pero de manera profesional”, agre­gan.

Según un artículo recien­temente publicado por la revista chilena Merca20, en base a la experiencia relevada en consultores y especialistas de la mate­ria, estos afirmaban que al momento no se le da la im­portancia necesaria a una notable transformación que se acerca.

Para la consultora, los factores que integran este cambio se resumen en cua­tro grandes tendencias de la era:

Employer branding: Es el desarrollar la marca em­pleadora como empresa para atraer, desarrollar y retener talento.

Employee Advocacy: Que tus colaboradores sean em­bajadores de tu empresa.

Employee experience: O la “experiencia de em­pleado”, que enfoca el trato a los colaboradores como a los propios clientes.

Social recruitment: Con­siste en reclutar a colabo­radores a través de redes sociales.

Pero para digitalizar al equipo, es obviamente ne­cesario poner en manos de ellos las tecnologías adaptadas al área. El obje­tivo es agilizar y facilitar los procesos habituales del trabajo para favorecerlos en la toma de decisiones, que impulsen acciones y de esa manera transformen la organización.

Antes de avanzar en la idea, es necesario prepa­rar el terreno. Poner los cimientos antes de imple­mentar semejante trans­formación es fundamental. Por ejemplo:

  1. 1. Cultura de confian­za: Para asegurar el éxito del proceso, hemos de comprobar el clima de relacionamiento que exista dentro del equipo. El cam­bio requiere de confianza y cooperación por ambas partes, de la dirección y de los colaboradores.
  2. 2. Formación: hay que reconocer que aun­que convivamos día tras día con la tecnología, hay personas que aún no están familiarizadas con las TIC, por ello el cambio implica­rá, para algunos, todo un proceso de adaptación.
  3. 3. Comunicación: otro punto fundamental es sentar las bases de la co­municación. Tanto como jefes o colaboradores, no podemos mostrarnos ajenos a la realidad de que para tener un equipo sano, todos deben ser es­cuchados por igual. Crear procesos de feedback en­tre trabajadores y directi­vos, permite demostrar a los empleados que todos son igual de importantes.
  4. 4. Eliminar lo no digital: la digitali­zación debe ser total y todo lo que no favorezca o dificulte este proceso, debe ser eliminado. Pero todo se realiza de mane­ra progresiva, de modo a mostrarse comprensi­vos, atendiendo siempre a la previa formación del equipo.

BENEFICIOS

Muchos sostienen que la inclusión total de la tecnología dentro de la organización reditúa en el aumento de la pro­ductividad. Además, los resultados se transmi­ten en nuevas experien­cias para los clientes. (A).

También podría gustarte Más del autor