Dólar golpea a socios comerciales

Situación política del Brasil complica las regulaciones.

El este del país se prepara para hacer frente a una fuerte embestida económica a raíz de la estrepitosa subida cambiaria del dólar a nivel mundial y particularmente en Brasil donde ya ganó terreno frente al Real en detrimento del poder adquisitivo del brasileño, de hecho la reducción de la actividad comercial en los últimos 20 días se redujo casi en un 80%.

Tony Santamaría titular de la Federación de Cámaras de Comercio (Fedecamaras) señaló que hay tres principales razones detrás del fenómeno cambiario en Brasil, primero que nada el desequilibrio político actual, la desconfianza latente en el mercado y en consecuencia la disminución de la fuerza industrial brasileña. Si bien es cierto que tanto la deuda soberana como el déficit brasileño es aún manejable pero la situación política es complicada por lo que es difícil medir el impacto y las posibles soluciones en el corto plazo.

INCERTIDUMBRE

El economista Jorge Garicoche indicó por su parte que es frecuente que tras un cambio en las tasas de interés de los EE.UU sobre su moneda haya una repercusión a nivel mundial en las cotizaciones consecuentemente impactan a la economía de las empresas y países  para bien y para mal.

Las empresas pequeñas sufren el impacto pero es algo que se mide a escala y ya que los negocios pequeños tienen poco flujo  son vulnerables ante una pérdida de clientes por más pequeña que sea la baja, por otro lado las Pymes o negocios intermedios generalmente contrarrestan los efectos con una disminución de personal u otras maniobras pero definitivamente no pueden sacar provecho de la situación a diferencia de las grandes empresas que disponen de Fondos especiales para estos casos y son clientes atractivos para bancos comerciales y Fondos de inversión y gestión de riesgos.

INTERVENCIONISMO

El consumidor también padece las consecuencias con una suba de los precios  de productos terminados como el combustible, la canasta básica, etc.

Dicho lo cual los Gobiernos de los distintos países al igual que las empresas buscan medidas conocidas como “proteccionistas” para disminuir el máximo posible los efectos negativos. En este aspecto si hay un país que es incluso caso de estudio en economía es Argentina por las medidas restrictivas aplicadas por los gobiernos.

Fijación de precios, restricciones a las importaciones, cepo cambiario, etc. son unas de las tantas estrategias económicas para contener el avance de la moneda estadounidense.

PROYECCIONES

El reciente empréstito de Argentina al FMI resonó en todo el mundo ya que dicho Fondo sólo emite deuda para ajustar los desbalances monetarios ¿Hará Brasil lo mismo? improbable.

Tanto Santamaría como Garicoche están de acuerdo con que el mercado brasileño es grande y es una ventaja en esta situación a diferencia del paraguayo, uno pequeño y más vulnerable.Aunque lo cierto es que si es que la cotización de la divisa brasileña es superior a los 3.2 frente al dólar estadounidense es muy poco atractivo para el brasileño hacer compras afuera.

COMERCIO FROTERIZO

El comercio fronterizo es sin duda el más afectado pero al mismo tiempo es una llamada de atención para el Gobierno entrante refiere Santamaria manifestando que el problema de Paraguay empieza con su nacimiento, más puntualmente con su mediterraneidad que exige un esfuerzo extra a los comerciantes el ingresar productos al país por lo que la carta más favorable para el país como anfitrión de inversiones extranjeras son los aranceles bajos como estímulo.

CONCLUSIÓN

En suma, ni el sector público como el privado pueden desatender las señales que emiten sus vecinos con sus monedas ya que se tratan de mercados muy interconectados  y los efectos negativos siempre tardan en ser reparados.

También podría gustarte Más del autor