El emprendedor que pintó un gran negocio

Emilio Raggini tiene 31 años de edad, vive en el barrio Zeballos Cué de la ciudad de Asunción, él es pintor autodidacta, desde niño siempre tuvo un gran interés por el dibujo y la pintura, motivo que lo impulsó a desarrollar su vocación por el arte cuando en el 2005 conoce al artista paraguayo Carlos Colombino.

Emilio Raggini tiene 31 años de edad, vive en el barrio Zeballos Cué de la ciudad de Asunción, él es pintor autodidacta, desde niño siempre tuvo un gran interés por el dibujo y la pintura, motivo que lo impulsó a desarrollar su vocación por el arte cuando en el 2005 conoce al artista paraguayo Walter Colombino, el pintor paraguayo quedó fascinado por sus trabajos y lo tomó tanto como maestro y ejemplo a seguir para trabajar en su propia identidad artística.
El emprendedor no solo se quedó con una simple conversación con Walter Colombino, persona a la que hasta ahora admira, sino que solicitó ser su alumno.


PRIMEROS PASOS
Agregó que siempre supo que lo suyo era emprender y comenzó apostando por su propio negocio, en este caso el de serigrafía. “Armé un negocio y ese dinero lo utilizaba para financiar mis estudios de pintura y dibujo”.
Describió que esto no era suficiente a la hora de capacitarse, él lo estaba tomando en serio. “Empecé a consumir mucho arte, me iba a las exposiciones de los artistas y les pedía consejos, buscaba información en Internet, libros, practicaba, hice mis primeros cuadros y fui apostando por la técnica del realismo”, describió.
Las satisfacciones y felicitaciones acerca del trabajo final de los retratos que realizaba pasaron de boca en boca y los pedidos se comenzaron a incrementar. “Trabajo a base de fotos que las hago yo, voy hasta los hogares y trato de saber qué es lo que el cliente quiere y en base a eso trabajo los cuadros, si es al óleo, tardo un mes en terminar, ya que el secado toma su tiempo, también hago murales, que lleva un período más corto”, señaló.
En cuanto a los precios, el artista explicó que este punto depende de diversos factores, como por ejemplo de cuántas personas integrarían el retrato, pero que un trabajo básico con dos personas se puede obtener desde G. 1.200.000.
Por último, destacó: “Mucha gente cree que no se puede llegar lejos, lo importante es no tener miedo”.

Contactos

Facebook:
Emilio Raggini
Instagram:
@E_raggini
Teléfono:
(0984) 247 779

 

 

También podría gustarte Más del autor