El ‘insurtech’ como modelo de transformación en los seguros

Como ya ha sucedido con el fintech, que sería la trans­formación integral en proce­sos digitales de los servicios financieros, el insurtech representa lo mismo en el sector asegurador, así lo ex­plica Raúl Masa, experto en el tema, en su columna en el portal Sabemos.com.

El fenómeno insurtech se puede definir como la trans­formación de las compañías tradicionales de seguros adaptadas al nuevo entorno tecnológico en toda su di­mensión; así como la llega­da de startups que ofrezcan nuevos productos digitales, o bien aporten valor añadido a las empresas ya existentes.

MOTIVOS
Estos cambios dentro del mundo del seguro, como ya ocurriese en el sector de las financias, se produce por tres motivos: un cambio en la mentalidad de la gente asociado a la evolución tec­nológica; la necesidad de asegurar no solo objetos, sino también estilos de vida; y la irrupción de modelos económicos distintos, como la economía colaborativa.

El germen de lo que está por llegar son los comparadores de seguros. Una herramien­ta, casi primitiva, de lo que será el insurtech. Estas webs sirven para identificar, com­parando entre diversos se­guros, cuál es el más barato.

Ahora, entre otras herra­mientas, hay startups que afinan más el tiro y guían al cliente de una mejor manera, a través del móvil, etc., en lo que es la explosión insur­tech.

Como ha sucedido con las finanzas, y ese es el espejo donde se mira el insurtech, ha llegado la hora de adap­tar el modelo de negocio al máximo. Nadie quiere pa­gar más cuando no debe. Y eso en todas las franjas de edad. Además, quieren que la comunicación sea online, 24 horas y sin esperas. Eso solo lo puedo dar la tecno­logía. Pero no se trata de que una aseguradora tradi­cional ponga a disposición de los clientes una app para ver la evolución de un si­niestro. Se trata de generar una cadena de valor en todo el proceso asegurador.

EVOLUCIÓN
Otra clave para el cam­bio tiene que ver con la evidente evolución tec­nológica. Dentro de muy poco tiempo habrá coches autotripulados. Entonces, ¿quién será el responsa­ble en caso de accidente? El conductor, como ahora; el fabricante de coches; el operador de telefonía que conecta el vehículo al 5G.

Lo que está claro, pese al cambio, es que el riesgo se­guirá existiendo. Otro caso son los hogares conecta­dos. Ahora podrán prede­cir futuros siniestros, pero seguirá habiendo. Por eso, el sector asegurador será necesario.

Valoramos cada vez me­nos poseer algo y cada vez más disfrutar de cier­tas experiencias, utilizar ciertos servicios. Hemos pasado de coleccionar sólo objetos a coleccionar tam­bién momentos.

CAMBIOS
Todo esto genera en la so­ciedad unos cambios de há­bitos que a su vez conllevan un cambio en los riesgos a los que nos exponemos. Hablamos, por ejemplo, de riesgos que pueden darse sobre objetos o activida­des que hasta ahora no se aseguraban, porque no te­nían el volumen suficiente, o bien de riesgos que se producen durante un espa­cio muy corto de tiempo y para los que no tiene sen­tido contratar un seguro que tenga una duración de un año, todo lo contrario, puede ser un seguro que únicamente te cubra du­rante unas horas.

En definitiva, las per­sonas ya no sólo piensan en proteger objetos, sino también en el estilo de vida. Y esa es otra de las claves principales: el cam­bio de mentalidad.

Valoramos cada vez me­nos poseer algo y cada vez más disfrutar de ciertas experiencias, utilizar cier­tos servicios. Hemos pasa­do de coleccionar sólo ob­jetos a coleccionar también momentos.

Todo esto genera en la sociedad unos cambios de hábitos que a su vez con­llevan un cambio en los riesgos a los que nos ex­ponemos. Hablamos, por ejemplo, de riesgos que pueden darse sobre obje­tos o actividades que hasta ahora no se aseguraban, porque no tenían el volu­men suficiente, o bien de riesgos que se producen durante un espacio muy corto de tiempo y para los que no tiene sentido con­tratar un seguro que tenga una duración de un año, todo lo contrario, puede ser un seguro que única­mente te cubra durante unas horas.

En definitiva, las per­sonas ya no sólo piensan en proteger objetos, sino también en el estilo de vida. Y esa es otra de las claves principales: el cam­bio de mentalidad.

También podría gustarte Más del autor