El optimismo por encima de todo

Un nuevo gobierno inicia, su éxito no solo depende del Presidente.

Por Juan Carlos Muñoz
Socio CEP

En un país donde podemos afirmar que la macroeconomía y el control de la inflación son un éxito, si lo ve­mos a la luz del vecindario, es muy importante iniciar esta etapa con un nuevo gobierno con optimismo y con propuestas constructivas

Es común que esperemos mucho de un nuevo gobierno, como si el comprom­iso de construir un país corresponde solamente a las buenas decisiones que tome el jefe de Ejecutivo, y de los aciertos en la elección de un óptimo equipo de trabajo. Sin embargo de una vez por todas debemos darnos cuenta que lo bueno o malo que se logre de aquí en adelante es una cuestión de todos.

Resulta cómodo mirar desde el balcón sin involucrarse, y muchas veces criticando o juzgando por anticipado. Pero hoy, cuando escribo estas líneas poco después de que Mario Abdo Benitez haya asumido la Presidencia, los invito a reflexionar sobre los compromisos y desafíos que todos los paraguayos debe­mos tomar seriamente para aspirar con optimismo el mejor futuro para nosotros, nuestros hijos y nietos, siendo celosos custodios de los valores institucionales de la República, encarando un riguroso combate a la corrupción imperante en muchos ámbitos y contribuir de manera positiva en las necesarias políticas integrales que atiendan las cuestiones postergadas principalmente en materia de salud, educación y seguridad.

Esto se logrará sin duda con autoridades que promuevan el diálogo permanente y constructivo en los distintos ámbi­tos de sus responsabilidades, de tal manera que la sociedad y sus actores sean parte activa de la construcción un país mejor, más incluyente y que atienda las necesidades postergadas en ese afán de cooperación que anima a mirar con optimismo el futuro.

También podría gustarte Más del autor