El seguro de accidentes personales

Guillermo Fronciani
Abogado

El seguro de accidentes personales forma parte de los llamados seguros de personas. Su característica propia es que cubre el riesgo personal desde una lesión, una invalidez parcial o total y hasta el riesgo de muerte pero limitado en la “causa” u origen al accidente sufrido por el asegurado.

El contrato puede celebrarse en forma individual o colectiva donde el tomador del seguro puede ser beneficiario a la vez o bien el tomador puede suscribir el seguro designando a otro como asegurado.

Como el disparador de la cobertura es el “accidente”, surge la pregunta que tipos de accidentes están cubiertos y cuales no se encuentran dentro de la cobertura. En ese sentido se define como accidente “todo hecho que cauce una lesión corporal, que pueda ser determinada por médicos de una manera cierta, al asegurado independientemente de su voluntad por la acción repentina y violenta de un agente externo” , sin embargo están excluidos principalmente aquellos eventos relacionados con 1°) las enfermedades de cualquier naturaleza, inclusive las originadas por la picadura de insectos 2°) las lesiones causadas por la acción de los rayos “X”, del radio o de cualquier otro elemento radioactivo u originadas en reacciones nucleares, 3°) los accidentes causados por fenómenos sísmicos, inundaciones u otros fenómenos naturales de carácter catastrófico; por actos de guerra civil, internacional, declarada o no, e insurrecciones y por tumultos populares. 4°) los accidentes que ocurran mientras el asegurado tome parte en carreras, ejercicios o juegos atléticos de acrobacia, o que tengan por objeto pruebas de carácter excepcional, o mientras participe en viajes o excursiones a regiones o zonas inexploradas, entre otras exclusiones.

Se diferencia con el seguro de vida en que este último además de los riesgos por accidente, cubre la muerte natural. Dada esta situación su tarifa es relativamente baja y las coberturas y capitales generalmente altos.

Se comercializa como producto específico o bien combinado con otras coberturas como por ejemplo incorporado al seguro de vida como una doble indemnización. También en los seguros técnicos complementando las coberturas de construcciones, montajes y riesgos operativos, multirriesgos de hogares y comercios etc. Constituyen una excelente combinación también con los seguros de Responsabilidad Civil, ya que estos excluyen a los empleados y obreros siendo por ello muy requerido por las empresas, corporaciones, industrias y el mundo naviero.

Existen también coberturas obligatorias de accidentes personales, por ejemplo en la aviación civil, ya que los artículos 277 al 283 de la Ley 1860/2002 Código Aeronáutico, regulan el seguro y entre otros obligan al propietario o explotador de una aeronave asegurar a sus tripulantes y pasajeros por el riesgo de accidentes fijando los límites de indemnización en cada caso y como requisito para obtener y mantener el Certificado de Aeronavegablidad. Es obligatorio también para las empresas de transportes de pasajeros que por Decreto Ley Nro 25.423/62 y modificado por el Decreto 9.977/2000 en su Artículo 2 expresa: “…Los Empresarios de Transporte Automotor del Servicio Público de la Capital e Interior de la República y todos aquellos que con fines de lucro realicen accidentalmente transporte de pasajeros, están obligados a asegurar a toda persona que viaje en el autovehículo de su propiedad, contra todo daño en su integridad física y orgánica. El Seguro debe cubrir al pasajero hasta el momento de su descenso…”

Finalmente, la cobertura de accidentes personales constituye un producto noble, económico y amplio ya sea para su suscripción individual o colectivo y una necesidad para las empresas como medida de protección económica.

También podría gustarte Más del autor