Espíritu empresarial que impulsó éxito de negocio de accesorios

El mercado laboral mu­chas veces es muy exi­gente o cerrado para los jóvenes, quienes al ter­minar sus estudios, son movidos por el deseo de trabajar, sin embargo la falta de ex­periencia es la principal barrera a enfrentar, que contradictoriamente no puede ser superado sin un trabajo, generando una desilusión y hasta abandono del deseo de ser parte de la fuerza la­boral.

Sin embargo, existen jóvenes cuya voluntad es más fuerte y encuentran una oportunidad en el universo del empren­dedurismo, este es el caso de Monserratt Sosa, quien se arriesgó a lan­zarse al mercado con un sello propio.

“Decidí emprender la empresa, porque siem­pre fui una persona independiente, quería estar al frente de la ad­ministración y siendo muy joven, sabía que ello sería un tanto difícil por carecer de “experiencia laboral”, entonces creí oportuno crear mi propia empresa y poder liderar y comenzar a administrar­la”, relató Sosa.

EVOLUCIÓN

La marca nació un 28 de diciembre del año 2013 ante una necesidad labo­ral. “En parte quería un trabajo en el cual pueda administrar el dinero y mi propio tiempo, y en­contré la oportunidad con Mi Pequeña Acceso­rios”, acotó.

Actualmente la marca tiene un gran alcance, al punto de llegar a varias zonas del interior del país. “La mayor evolu­ción fue tener local físico en poco tiempo, puesto que se sabe que tener un local no es fácil, se re­quiere de mucha inver­sión y mucho trabajo, de allí que abrir el local es y será siempre uno de los principales logros de la empresa”, sostuvo.

PROPUESTA

“Mi pequeña” es una tienda en la que ofrece accesorios en general: relojes, pulseras, aros, collares, anillos, moños, carteras y mochilas, también productos per­sonalizados como almo­hadas, hoppies, cajas, remeras, etc.; todos de elaboración propia.

INVERSIÓN

Para dar vida a la mar­ca, la inversión fue de G. 200.000, destinados para la compra de materiales, puesto que se trataban de trabajos propios. Sin embargo, con la acep­tación del mercado fue creciendo, hasta contar con un local propio, lo que requirió de una in­yección constante de ca­pital.

CLAVE DEL ÉXITO

En cuanto a la mejor manera de triunfar como emprendedores, Sosa in­dicó que la clave era pen­sar en grande y empezar en pequeño, que eso se hizo y hasta el momento los resultados van siendo cada vez más positivos.

FORTALEZA

En lo que se refiere a las fortalezas de la empresa, señaló que estas residen en la amabilidad, ya que es una de las principales características que hacen que todos los clientes los elijan. “Más de uno ha resaltado ello en diversas ocasiones”, refirió.

Asimismo, resaltó la creatividad y origina­lidad de sus productos. “La calidad es una de las principales fortalezas también y sobre todo el valor que asignamos, no manejamos precios muy elevados, pues busca­mos que sea accesible y coherente para todos”, explicó.

DESAFÍOS

Teniendo en cuenta el sector en el que se desa­rrolla el emprendimien­to, su principal desafío es la competencia.

PROYECCIONES

Como toda empren­dedora, Sosa también apunta a seguir cre­ciendo y deleitando al mercado con sus crea­ciones, una de las pro­yecciones que tiene es poder habilitar sucur­sales en distintos pun­tos del país, si se le da la oportunidad.

“ROMPER LAS BA­RRERAS DEL MIEDO”

Para aquellas perso­nas que han encontra­do una pasión y desean crear algo propio y ha­cer negocios, nuestra emprendedora les deja el consejo de cultivar la humildad y romper las barreras del miedo.

También podría gustarte Más del autor