Financiamiento para crear nuevos negocios

MCS

¿Cuánto dinero necesitamos y a qué nivel de riesgo? Es la pregunta que debe hacerse un gerente de proyectos quien está emprendiendo un nuevo negocio. Dicha pregunta es la que deberá responder a los múltiples tipos de potenciales inversionistas a la hora de vender el proyecto por lo que debe conocer con exactitud los requerimientos de la inversión.

FUENTES DE FINANCIAMIENTO

En el país existe actualmente un bajo desarrollo del capital de riesgo como medio para invertir en nuevos negocios. Esto podría deberse a diversos factores, algunos vinculados a la baja capacidad innovadora de los emprendedores nacionales y otros vinculados a la baja disponibilidad de personas dispuestas a invertir en nuevos proyectos.

A continuación, se expondrá una caracterización de los diferentes tipos de financiamiento que pueden solicitarse para un proyecto de inversión: 1. Fuente interna: aquí se encuentran las grandes empresas quienes deciden abrir un nuevo emprendimiento ya sea como “spin-off” o a nivel interno como una nueva línea de negocio dentro del holding. Quienes financian el emprendimiento con sus propios recursos provenientes de negocios ya consolidados. Esto es llamado también emprendimiento corporativo. 2. Deuda externa: es de las primeras fuentes buscadas por los emprendedores y puede ser deuda de la banca privada o pública, o deuda con proveedores para empezar el nuevo proyecto. 3. Capital de riesgo: es la fuente menos desarrollada a nivel local y es la que queremos explorar. Aquí encontramos el dinero propio del inversionista o de un grupo de personas quienes se juntan a título personal y con fondos personales a invertir en un nuevo proyecto. También tenemos, entre las principales fuentes a los inversores de riesgo, que pueden ser ángeles inversores, mercados de capital y empresas que gestionan capitales.

Cualquiera sea la fuente de financiación que escojamos, debemos estar seguros de cuánto dinero requerimos y de que la inversión tendrá los retornos estimados en el horizonte temporal definido para el proyecto.

UN ANÁLISIS DE INVERSORES

En la misma línea, se puede hacer un análisis de ventajas y desventajas de cada tipo de inversión conforme a la experiencia de emprendedores locales quienes tuvieron la ardua tarea de conseguir financiamiento para su nuevo negocio.

Empezando por la deuda externa, con la banca privada o pública, la principal desventaja es que generalmente uno de los requisitos para el estudio del crédito es el historial crediticio de la firma. Algo que para un emprendimiento innovador que quiere empezar operaciones, obviamente sería imposible presentar. Además, el esfuerzo logístico de documentaciones que hay que presentar ante este tipo de inversores cuesta tiempo y dinero a los nuevos emprendedores quienes generalmente están más especializados en aspectos técnicos vinculados a su negocio que al manejo administrativo de aprobación crediticia.
El lado bueno del crédito externo, ante el exceso de liquidez en el mercado local, existe disponibilidad a un costo accesible y si el inversor se asocia a otra empresa o persona que sirva de garante el financiamiento de la inversión podría ser viable.
En cuanto a las fuentes internas, en la mayoría de los casos, son insuficientes para financiar proyectos completos. Se tienen experiencias de inversión en planes pilotos u demostraciones iniciales, pero aún existe el temor al riesgo de lanzarse a la innovación mediante la inversión en nuevos negocios. Finalmente, los capitales de riesgo como opción de inversión de nuevos proyectos tienen ventajas que los hacen más ágiles para este tipo de inversiones.
Los inversores de riesgo, son personas con vasta experiencia en industrias determinadas quienes invierten comprando acciones de un emprendimiento con alto potencial de crecimiento, involucrándose en ese proceso de crecimiento y siempre pensando en una estrategia de salida bien definida.
La ventaja principal de este tipo de inversiones, radica en que la experiencia que aporta el inversor de riesgo al negocio ayuda a incrementar las posibilidades de éxito del negocio, ya que la visión empresarial del inversor complementa a la visión técnica u operativa del emprendedor.
Por otro lado, los ángeles inversores, son la versión informal del inversor de riesgo. Son personas con alta disponibilidad de capital quienes ven la oportunidad de sacar una mayor rentabilidad invirtiendo en el negocio de una persona amiga que invirtiendo en algún otro instrumento financiero.
Estas personas generalmente se enfocan en el periodo de retorno de la inversión y en la calidad del negocio vista como la capacidad de generar ingresos en el corto plazo para garantizar la sustentabilidad del proyecto. La ventaja de este tipo de inversiones, radica en la flexibilidad y agilidad de los mismos ya que las documentaciones requeridas generalmente son implícitas y muy ligadas al vínculo social existente entre el inversor y el emprendedor.
Según sea el tipo de inversión, podemos recurrir a una fuente de financiamiento en particular o una combinación de ellas, pero para sacar el máximo provecho debemos elaborar un presupuesto que considere todos los costos posibles y en caso de ser una industria: el diseño del layout más adecuado a la producción, lo que permitirá tener una mayor certidumbre, visibilizar costos ocultos y prever el retorno de la inversión que responda de manera real a las expectativas propias y a la de los inversores.

También podría gustarte Más del autor