Firman acuerdo para combatir las drogas

El Economista
México

 

Un total de 130 países firmaron un documento presentado por Donald Trump en el seno de la Organización de Naciones Unidas que llama a reforzar la cooperación internacional para reducir el problema de las drogas en el mundo.

“El llamado es simple: reducir demanda, cortar el abasto de drogas ilícitas, expandir el tratamiento y fortalecer la cooperación internacional. Si tomamos estos pasos juntos podemos salvar la vida de incontables personas”, dijo Trump en un breve presentación en la sede de la ONU.

Titulado “Llamado global a la acción sobre el problema mundial de las drogas”, el documento insta a la comunidad internacional a comprometerse a “desarrollar planes de acción nacionales” con base en las cuatro prioridades enumeradas por Trump.

México, representado en la sesión por el secretario de relaciones exteriores, Luis Videgaray, fue uno de los países que firmaron el documento, presentado en la víspera del plenario de la Asamblea General de la ONU, que reúne a más de 120 jefes de Estado y de gobierno.

De acuerdo con la ONU, la producción mundial de opio y la fabricación de cocaína se encuentra en sus niveles máximos históricos. Eso ha significado que en los años recientes, cerca de 31 millones de personas requirieran tratamiento debido a su consumo de drogas. Asimismo, unas 450,000 personas mueren cada año por sobredosis o problemas de salud relacionados con las drogas, de acuerdo con Naciones Unidas. En su intervención, Antonio Guterres, secretario general de la ONU, expresó al contrario de Trump que para abordar el problema de las drogas es necesario tener un enfoque en solo dos áreas: tomar medidas contra el tráfico de drogas y asegurar que aquellos que necesitan tratamiento lo obtengan.

“Los consumidores son ante todo pacientes y víctimas”, subrayó Guterres. El titular de la ONU puso como ejemplo las políticas de Portugal, que despenalizó en 2001 el consumo de todo tipo de drogas, lo que provocó que la tasa de mortalidad por sobredosis sea una de las menores de Europa. “Las prioridades nacionales pueden diferir, pero la comunidad mundial comparte un objetivo común: proteger la seguridad, la salud y el bienestar de las personas”, sostuvo Guterres.

También podría gustarte Más del autor