Firmas se respaldan en irregularidad de decreto

Una de las piedras en el zapato para la nueva adminis­tración del Minis­terio de Industria y Comer­cio es la situación con los Frigoríficos que se niegan a abonar las multas impues­tas por la gestión anterior.

A la fecha son tres las firmas, que incurrieron en importar carne sin previa licencia, que solo abonaron la primera cuota y posteriormente recurrieron al Tribunal de cuentas parar invali­dar la sanción.

El informe oficial del Frigo­rífico Concepción explica que la demanda promovi­da señala que la resolución debe ser anulada por ser irregular.

En el mismo hace mención a la no vigencia de la norma aplicada, prevista en el Art. 1º del Decreto Nº 8.153/06,  y el Art. 4B de la Resolución 538/06; que habla de la no tenencia de Licencia Previa de Importación.

SIN VIGENCIA

El Abogado de la firma Pe­dro Ovelar explicó a 5días que recurrieron al Tribu­nal de Cuentas dentro del plazo de los 18 días com­prendidos después de ser comunicados de la multa y actualmente se encuentran en la dirección de cuenta la medida cautelar solicitada por parte de la empresa.

En cuanto a la respuesta del Ministerio de Industria y Comercio indicó que es­peraban el rechazo, pero están convencidos de que corresponde la suspensión de todo pago hasta la defi­nición total del juicio.

“Sostenemos que la sanción es irregular debido a que el Decreto 8.153/06, que instauró la exigencia de la Licencia Previa de Importación para la introducción de carne, nunca estuvo vi­gente  debido a que no fue publicado en la Gace­ta Oficial, ni tampoco en la página web del MIC”, sostuvo el abogado.

Postura que avalan en el Art. 1 del Código Civil que estipula que “las leyes son obligatorias en todo el territorio de la República desde el día siguiente al de su publicación, o desde el día que ellas determinen”. Vale decir, la publicación es presupuesto sustancial y excluyente para la obli­gatoriedad de una norma general.

En lo que refiere a las nue­vas autoridades indicó que aún no tuvieron oportuni­dad de conversar con ellas y que solo esperan la defini­ción del juicio.

También podría gustarte Más del autor