Fortalezas pueden frenarte en el cumplimiento de tus objetivos

Postergar, procrastinar, puedes llamarlo como quieras, pero se trata de ese pequeño gran defecto que obstaculiza el cum­plimiento de tus objeti­vos.

Aunque creas que se trata solo de defectos, también algunas grandes fortale­zas pueden estar lleván­dote a cometer el error de postergar, según señala Patricia Nieto, coach pro­fesional y de vida.

Para ella son seis forta­lezas que nos llevan a la postergación, y mientras más de ellas formen parte del hábito diario, mayor será el peligro de poster­gar.

  1. REACTIVO ALTO
    Se refiere a la costum­bre de pensar e investi­gar antes de comenzar a actuar. “Se podría decir que tu mejor amigo es Google”, mencionó des­cribiendo a las personas planificadoras.
  2. ALEJARSE ALTO
    Se trata de la caracte­rística de contar con una gran visión para detec­tar problemas. “Eres casi un auditor que se está dando cuenta de cosas que podrían pasar antes de que´estas sucedan”, apuntó.
  3. ESPECÍFICO ALTO
    Un amante de los deta­lles es el mejor descripto en esto, pues tienen en cuenta cada uno de los detalles del proyecto, y sin eso no piensan iniciar.
  4. CENTRO DE CON­TROL EXTERNO ALTO
    “Eres muy bueno dele­gando y dejando la acción en manos de los demás” refirió como un obstáculo para empezar a accionar.
  5. REFERENCIA EXTERNA ALTA
    Ella describe así a una persona altamente parti­cipativa. “Estás atento a los demás, a lo que pien­sen y sientan, y te intere­sa saber su opinión antes de emprender la acción”, apuntó. Inclusive te gus­taría tomar la decisión con otras personas o que otros tomen la decisión por ti”, indicó.
  6. OPCIONES Y CENTRO DE CONTROL INTERNO ALTO
    Patricia indicó que esta fortaleza se refiere a ver con mucha facilidad las oportunidades que se presentan en el camino.

“Cuando hay algo sobre lo cual accionar, preferís hacerlo vos mismo, en­tonces vas formando cue­llos de botella que llevan a dejar las cosas en cola de espera”, explicó.

Entre las soluciones para poder evitar estas situa­ciones, clasificó dos pun­tos:

  1. AUTOCONOCIMIENTO
    Para saber cuándo una de estas fortalezas pueda llevarte a ser presa de la postergación.
  2. AUTOCONTROL

Aprender a aplicar el au­tocontrol será necesario para poder manejar esta energía que es represen­tada como una fortaleza y regularla para que se mantenga como tal.

“Tus fortalezas están en tu círculo de influencia, esto implica que las pue­des manejar y evitar que se conviertan en obstácu­los”, enfatizó.

LO QUE DICE HARVARD
Según la Universidad de Harvard, existen dos cla­ves para evitar este error, como poner en la balanza los pros y los contras que nos llevarán a concluir las consecuencias de dejar las cosas para después.

En esa línea también dicen que uno tiene que confiar en las capacidades propias para poder moti­varse con pequeños pre­mios, lo que coincide con la necesidad de conocerse a uno mismo.

“La procrastinación es un hábito tan complicado de abandonar como cual­quier otra costumbre que hayamos implementado en nuestra vida diaria”, mencionan en un informe sobre el tema.

También podría gustarte Más del autor