GOBERNABILIDAD.

Por Juan Pablo Fernandez Bogado.

El proceso no será fácil, pero a la larga edificante para la consolidación de nuestra adolescente democracia que a criterio de muchos estamos alcanzado un nivel de madurez cívica que la gente va, elige y vuelve a sus casas para hacer que la vida continúe, habiendo escogido al administrador de turno que va a administrar la cosa pública durante 5 años. Creo oportuno dejar de lado, nuestra practica de descalificarnos permanentemente como paraguayos y celebrar la fiesta cívica del pasado domingo.

Ahora bien, como cuando una fiesta comienza, todo está en su justo lugar y prestos para la foto familiar. La misma que vimos el domingo de noche con gente que ocupaba la primera, la segunda y hasta la tercera línea rodeando al ungido. Algunas sonrisas, otros rostros serios y algunos ya demostrando su malestar puesto que todos quieren estar invitados a gobernar el Paraguay. Tendrá el Presidente Abdo Benítez la carta compromiso firmada con tinta indeleble sobre su escritorio en los próximos días de todos los líderes del partido colorado, que le permita la gobernabilidad y el apoyo sincero de estos para gerenciar el País, creo que esa es la gran pregunta que todos nos hacemos. Si esto no se logra, imposible le será empezar algún dialogo con los otros partidos políticos.

Renunciamiento, compromiso, patriotismo, grandeza, visión y amor al Paraguay es lo que esperamos al inicio de esta línea de partida. Esperemos que la clase política entienda que la dinámica ha cambiado y que están ante un gran desafío para concretar pactos que ayude a “pilotar el barco” y lograr la gobernabilidad, dando un golpe de timón para dejar de ser vistos como piratas de alta mar.

También podría gustarte Más del autor