Guerra comercial lleva a freno febril a nivel mundial

Bloomberg

 

Los fabricantes de algunas de las economías más grandes del mundo frenaron la producción mientras asisten al desarrollo de disputas comerciales entre diversos países y EEUU.

Los informes mostraron que el mes pasado desaceleró la actividad fabril desde la región Asia-Pacífico hasta Europa. Las compañías han emitido advertencias sobre el impacto que han tenido en sus ganancias los ataques y represalias con aranceles de importación y los datos sugieren que las amenazas proteccionistas están empezando a pesar sobre el crecimiento global.

“Las expectativas más débiles para el comercio mundial se están filtrando claramente a la producción”, dijo Stefan Schneider, economista jefe internacional de Deutsche Bank. “Sobre todo en muchas economías abiertas, como Alemania, pero también en Japón y Corea del Sur, las expectativas de exportación más bajas afectan la actividad de inversión”.

Los fabricantes de automóviles, entre ellos la alemana Daimler AG, la japonesa Nissan Motor Co. y la surcoreana Hyundai Motor Co., han esbozado el daño que corren por el riesgo de tener que pagar impuestos más altos. Las empresas asiáticas, una parte crucial en la cadena de suministro global de productos electrónicos, se están preparando para trasladar más producción al Sudeste Asiático, ya que resulta menos atractivo producir en China. Incluso Harley-Davidson Inc., con sede en Estados Unidos, ha quedado atrapada en el fuego cruzado del conflicto comercial, por lo cual recortó las proyecciones de margen de beneficios.

Chantajes y presiones

La tensión quedó subrayada cuando China advirtió a EE.UU. contra “chantajes y presiones” porque el Gobierno de Trump intenta obligar a los funcionarios a volver a negociar con amenazas de subir aún más los aranceles. En la zona del euro las perspectivas pueden ser mejores luego de que las autoridades acordaron postergar la imposición de nuevos aranceles y negociar barreras más bajas.

También podría gustarte Más del autor