Guerra Comercial perjudica a las acciones de lujo

Bloomberg

 

Puede que la economía de EEUU haya crecido un 4% en el segundo trimestre, la mayor tasa de crecimiento desde 2014 y una hazaña de la que el presidente Donald Trump se jactará como una señal de su éxito. Pero es más bien una mano ganadora que no sale muy seguido.

El PIB se expandió a una tasa anualizada del 4,3% en el período de abril a junio, según la mediana de una encuesta de Bloomberg, con pronósticos que llegaron hasta el 5,4%. Las estrellas se alinearon tras un crecimiento del 2% en el primer trimestre: La mayor reforma tributaria desde la era Reagan proporcionó otro impulso al gasto de consumo y la inversión empresarial, y las categorías volátiles de inventarios y comercio probablemente mejoraron la cifra, que se vio beneficiada por un aumento temporal en las exportaciones de soja.

También podría gustarte Más del autor