‘Hola ¿Qué tal?’ El paraguayo que desde Australia hoy arrasa en las redes sociales

 

“Siempre quise tener mi negocio y ser mi propio jefe” es lo que resaltó Mi­guel Valdez, un paraguayo que optó por dejar la rutina de una oficina aventurar­se a viajar a Australia para luchar por sus sueños. Su simpatía y perseverancia conquistaron y hoy dice todas las semanas “Hola, ¿Qué tal” a más de 280 mil seguidores.

Miguel Valdez actualmen­te se encuentra estudiando inglés en Australia, muy pronto terminará su curso y ya apunta a especializar­se en el rubro del audiovi­sual. Esto va de la mano tal vez con el boom que están ge­nerando los videos que sube cada semana, y de los que mu­chos se han vuelto fanáticos.

El youtuber, explica a sus seguidores en cada mate­rial cómo es la vida de un paraguayo en el extranje­ro y qué pasos ha seguido para llegar a realizar el curso. Él se identifica como una persona que tuvo que esforzar­se bastante para pagar sus estudios, por lo que muchos de sus seguidores se sienten identificados y buscan se­guir sus pasos.

“Me gustaba viajar pero trabajaba mucho, pasaba el tiempo y quería saber qué podía hacer de mi vida, comencé a investigar los países en los que po­día estudiar alguna cosa, y encontré Australia . Contacté a una agencia para que me ayude a hacer todos los trá­mites para la documenta­ción”, explicó.

COSTO

Señaló que el presupuesto para estudiar en el extran­jero es ele­vado y mu­chas veces se preguntó si estaba tomando la decisión co­rrecta. “Me planteé si estaba bien gastar tanto dinero, ade­más tenía un trabajo estable en el sector financiero pero le faltaba algo a mi vida, y al venir a Australia no es precisa­mente que vas a estar tra­bajando en un escritorio, venís a limpiar casas, pero finalmente te das cuenta que vale la pena”, mani­festó.

A pesar de las dificulta­des “Minguel” -como él mismo se autodenomina- toma cada día como una nueva aventura que luego relata con mucha simpatía.

El ideólogo de “Hola, ¿Qué tal” va ganando la confian­za de marcas y el público, que lo apoyan en cada nue­vo paso y emprendimiento por el que va apostando.

También podría gustarte Más del autor