J&F pagará a Brasil US$ 3.160 millones a lo largo de 25 años

LOS BATISTA ACUERDAN ABONAR LA MULTA

J&F Investimentos SA, la empresa familiar de los magnates brasileños del sec­tor cárnico Wesley y Joesley Batista, ha acordado pagar 10.300 millones de reales (US$ 3.160 millones) a lo lar­go de 25 años, como parte de un acuerdo sobre corrupción y delitos en el mayor pacto de indulgencia del mundo, según los fiscales.

J&F, que controla activos tales como el gigante de la carne JBS SA, pagará la multa para resolver las investiga­ciones Greenfield, Sepsis, Cui Bono, Bullish y Weak Flesh, según informó la oficina de prensa de los fiscales de Bra­sil por mensaje de texto. Las multas se impondrán exclu­sivamente sobre la sociedad de cartera J&F -no en sus filiales- y los pagos empe­zarán a efectuarse a partir de diciembre, según los fiscales.

MULTA

La multa equivale al 5,6% de los ingresos generados por las empresas J&F el año pasado, según los fiscales. La penalización se pagará al banco brasileño de desarro­llo BNDES, a los fondos de pensiones Funcef y Petros, al fondo de trabajadores FGTS, a Caixa Econômica Federal y al Gobierno de Brasil.

LAS NEGOCIACIONES

Las negociaciones sobre un acuerdo de indulgencia ha­bían quedado bloqueadas an­teriormente después de que al menos cinco propuestas para resolver el asunto fue­ran rechazadas por las au­toridades brasileñas, según J&F. La empresa cambió de abogados tras las negativas.

LOS BATISTA

Se encuentran entre los siete ejecutivos de JBS que firmaron un acuerdo con­ciliatorio con las autorida­des brasileñas a cambio de inmunidad. Como parte de ese acuerdo, los hermanos presentaron al Tribunal Su­premo una grabación que muestra al presidente de Brasil, Michel Temer, apro­bando un pago a Eduardo Cunha. A cambio, los Batista acordaron pagar 225 millo­nes de reales en multas y no tendrán que ir a juicio.

J&F inició las negociaciones ofreciendo 700 millones de reales para resolver las in­vestigaciones.

Tras no alcanzar un acuerdo amistoso, J&F contrató a la firma de abogados Bottini & Tamasauskas Advogados de São Paulo, en sustitución de Trench, Rossi & Watanabe, para las negociaciones con los fiscales, dijo la compañía el martes.

La familia Batista tendrá que vender algunos activos para pagar el acuerdo, según personas familiarizadas con el asunto.

También podría gustarte Más del autor