La chispa que dió vida a un exitoso negocios

Piriri

Nathalia Llerena

[email protected]

Formar una idea innovadora y capaz de generar ingresos que permita pensar en un mejor futuro para uno y para su familia son logros que pocos pueden adquirir, sin embargo, el espíritu emprendedor y el anhelo de superación lo hacen posible.

Un ejemplo de ello es Romina Ayala que logró ganarse un lugar en el mercado con su marca Piriri.

“Cuando llegó Joaquín, nuestro hijo a quien tanto habíamos esperado, con mi esposo sabíamos que las condiciones logísticas, económicas y emocionales harían que cambiáramos nuestra forma de trabajar para compartir los cuidados y crianza de nuestro hijo. Esta era una opción que veníamos analizando mucho antes del embarazo siquiera, conscientes de nuestra realidad y entorno”, contó Romina.

“La opción del trabajo artesanal siempre estuvo presente porque forma parte de mi carisma laboral. En este caso, fue la respuesta que estábamos buscando desde el punto de vista de la inversión, la escala del trabajo, la posibilidad de hacerlo desde nuestro hogar, la habilidad y conocimientos técnicos y la practicidad en la logística”, aseveró.

CREACIÓN

Pirirí nació como respuesta a una nueva situación y la necesidad de seguir generando ingresos a su familia creciente.

“Luego de explorar opciones que pudiera desarrollar con mis conocimientos, llegué de casualidad a enfocar mi interés en los productos innovadores desarrollados a través de una máquina de corte láser; ahí comenzó la búsqueda de información y datos para construir la idea que había formado en mi mente y mi corazón”, relató.

Esta idea, fue concretada el 15 de noviembre de 2017 cuando recibieron sus equipos desde China. El proceso de exploración y ajustes los llevó casi un mes, hasta que se sintieron seguros y lo lanzaron el 1° de diciembre.

PRODUCTOS

“El impulso de Piriri es lograr productos innovadores a través del corte láser. Desarrollamos desde llaveros hasta pequeños estantes. Utilizamos MDF, madera, cuero, acrílico, cartón, papel, tela y todo aquello que nos permita trabajar con las especificaciones del equipo en un área de 70cm x 50 cm y de hasta 1 cm de espesor. También realizamos grabados y cortes láser para particulares, en especial cortes de piezas para maquetas”, explicó.

INVERSIÓN

Para dar vida al negocio se requirió de una inversión de G. 45 millones, destinado a la compra del equipo, el acondicionamiento eléctrico de su casa y la compra de los primeros materiales.

FORTALEZAS

“Las principales fortalezas de la marca residen en la posibilidad de trabajar desde nuestro hogar y que lo podamos llevar a cabo mi esposo y yo, reduce grandes costos que podemos reflejar en el precio de nuestros productos”, mencionó nuestra emprendedora.

Además de la innovación con la que trabajan, ofrece respuestas a un público que desea algo personalizado y especial; y la calidez en el trato y en cada trabajo.

“Personalmente, me motiva saber qué impulsa a cada cliente con cada pedido, esa empatía es la que hace que trate de sacar lo mejor de mí en cada trabajo. Pensar en la sonrisa y la felicidad que puede generar un producto de Piriri me motiva”, acotó.

PROYECCIONES

En cuanto a los planes a futuro indicó que el foco está en lograr un crecimiento sostenido de Piriri, trabajando con otros proveedores que puedan distribuir y promocionar sus productos, tanto en Asunción como en otras ciudades.

“También queremos adquirir otro equipo que complemente y aumente la variedad de productos que ofrecemos, y un taller propio donde podamos seguir creando y expandiéndonos”, añadió.

También podría gustarte Más del autor