La primera casa o la inversión son pasos que se dan en concreto

La compra de un inmueble puede ser visto de diversas formas: como una inversión a largo plazo, una compra para luego vender la casa, alquilarla o en el más co­mún de los casos para ha­bitarlas.

Actualmente, existe un gran porcentaje de perso­nas que prefieren vivir en un alquiler por los costos más bajos que la compra de una vivienda.

Por otro lado, la compra de una casa es algo muy importante y que debe ser analizado desde varias aris­tas, especialmente la finan­ciera, ya que es la principal en este tipo de acciones.

EDAD

En conversación con el consultor Santiago Delga­do, comentaba que la edad promedio de los comprado­res es muy variada pero que existe dos tipos de compra­dores bien diferenciados.

“Un comprador primera casa con préstamo podría comenzar en 28 y estar hasta aproximadamente 45 años. Por otro lado un comprador de inversor o segunda casa podría estar de 30 a 70 años fácilmente y siempre hay excepciones”, detalló.

FINANCIACIÓN

En el ámbito del mercado se encuentra además una arista muy importante que cabe destacar como lo es el financiamiento para la compra de un inmueble; los desarrollistas actualmente están siendo más flexi­bles en todos los rangos de productos, esa es la carac­terística para poder hacer rentables los desarrollos, comentó el consultor. Agre­gó, además, que existen va­riados tipos de financiación y a medida según el com­prador, con tal de cerrar la operación.

En el mismo orden se en­cuentra la financiación bancaria, están siempre los bancos con apoyo de la AFD y sus productos como prés­tamo justo para compra de inmuebles, o préstamos con fondos propios de los bancos para compras más Premium y de clientes sénior.

OPORTUNIDADES

A la hora de los inmuebles actualmente existen mu­chas más opciones para in­dividuos o familias que de­seen construir en su terreno propio.

Si alguien es dueño de un terreno, hay una gran oferta de constructores con pro­yectos ya prediseñados y presupuestados para reali­zarlos según la capacidad de pago.

Por otro lado se encuentran departamentos y viviendas desde un costo aproximado de US$ 70.000 que serían unos G. 385 millones para los que busquen la compra directa.

ERRORES

Algunos errores serían, no dedicarse a entender bien los costos relaciona­dos a un préstamo o a la construcción misma de sus viviendas, explica Delgado, aclarando así la impor­tancia de ver y comparar costos. Los bancos hacen lo posible en aclarar los costos y las constructoras los po­sibles gastos varios, pero es el cliente interesado el que debería compenetrarse en su emprendimiento para no llevarse sorpresas, enfatizó.

La compra de un inmueble implica la seguridad y el co­nocimiento a fondo de las condiciones en que se reali­zarán las transacciones.

Además, el comprador debe monitorear el estado de la vivienda ya que si se toma como una inversión la misma puede perder va

 

También podría gustarte Más del autor