Las automotrices deben adaptarse o morirán

Tommaso Ebhardt, Bloomberg

Sergio Marchionne, uno de los máximos responsa­bles que más tiempo lleva en la industria automotriz, tiene una advertencia ca­tegórica: los fabricantes de autos tienen menos de un decenio para reinven­tarse o corren el riesgo de estandarizarse en medio de un cambio sísmico en la forma de propulsar, con­ducir y comprar vehículos.

En un lapso de seis o sie­te años, tecnologías en desarrollo como la elec­trificación, el software de autoconducción y los autos compartidos cambiarán las decisiones de los con­sumidores en relación con la compra de vehículos, dijo el máximo responsa­ble de Fiat Chrysler Auto­mobiles NV en una entre­vista en Detroit, antes del Salón Internacional del Automóvil de Norteamé­rica, que tendrá lugar esta semana. La industria se dividirá en segmentos, en tanto las marcas de primer nivel conseguirán mante­ner su prestigio, mientras que los meros transpor­tadores de gente tendrán dificultades para hacer frente a la arremetida de disruptores como Tesla Inc. y Waymo de Google.

“Las compañías automo­trices deben separar rápi­damente lo que absorberá el producto básico de la cuestión de la marca”, dijo Marchionne.

También podría gustarte Más del autor