Lejos de su tierra, encontró la forma de emprender a partir de un hobby

“Haz lo que te gusta y nunca trabajarás”, reza la famosa frase que anima a pelear por los sueños. Es que definitivamente, el amor por lo que hacemos es el condimento perfec­to que necesitamos para hacer aún más sabrosa la experiencia de sobresalir.

Lorena Peña Barceló es la afortunada joven de 31 años que agregó valor a su pasión por la pastelería, creando su propia mar­ca “Lole”, para elaborar y comercializar sus pasteles creativos que hoy son de la preferencia de muchos.

“La pastelería fue algo que me gustó desde siem­pre. Al principio lo hacía como hobby. Cursando mi carrera de grado, tomé mi primer curso de repostería. Luego me fui a estudiar a España y allí fue cuando me entu­siasmé de otra manera y empecé a verlo como un negocio”, comentó Lorena en entrevista con 5días.

El negocio nació como un hobby. Inicialmente preparaba dulces para sus amigos y familiares, pero luego el entusiasmo se acrecentó y no dejó pasar la oportunidad de rentabi­lizar su talento y dedicarse de lleno a eso.

Lole ofrece cup­cakes, tortas, galletas, todo 100% personali­zados.

INVERSIÓN
En su negocio, desde don­de también ofrece cursos, ya invirtió la suma de US$ 6.000, con lo que adquirió materiales para cocina, la tienda y su escuela.

Al principio se dedicaba netamente a vender cup­cakes, galletas artesanales y pasteles, sin embargo hoy ya se lanza a ofrecer curso desde su propia es­cuela. “En una segunda etapa, agregamos una tienda con venta de pro­ductos para pastelería y en la actualidad también estamos dictando cursos cortos”, señaló.

“Si el emprendimiento es sobre algo que realmen­te te apasiona, cada día te despertarás con una son­risa para trabajar”, expre­só Lorena, animando a los emprendedores a desem­peñarse en lo que les apa­siona para trabajar felices y poder crecer.

También podría gustarte Más del autor