Ley blinda a accionistas minoritarios

Muchas son las razones que evidencian que el Paraguay todavía tienen a la transparencia como asignatura pendiente pero he aquí unas ligadas al escándalo Messer.

Dario Messer y su grupo operó con Banco Nacional de Fomento, Banco Conti­nental, Banco Itaú, Banco Amambay, Cambios Yrendagüe y Puente Casa de Bolsa. Con algunos movió miles de millones de guaraníes, compra de Bonos del Tesoro Nacional y Acciones.

Y por si fuera poco, la editorial corroboró que si bien los bancos están obligados a revelar la identidad y nacionalidad de sus accionistas, esto tiene una limitante para con los accionistas que posean menos del 5% de participación accionaria, por lo que al tratase de banco Amambay, por ejemplo, (BASA) se puede evidenciar que el 91% de las acciones las posee Sarah Cartes pero el 9% restante está repartido en­tre minoristas cuyas iden­tidades son un misterio.

Dicho lo cual, Messer -que como se mencionó inicialmente operó con varios bancos locales-podría ser accionista de alguna entidad bancaria o incluso varias por lo que el lavado de dinero sería por partida doble.

También podría gustarte Más del autor