Senadores pro enmienda no dieron el brazo a torcer

Sara Ayala

@saruayala

La participación de los senadores pro enmienda se da luego de que la Cámara de Diputados haya dado entrada al proyecto.
El ingreso del documento a la Cámara Baja fue uno de los avales de la senadora Lilian Samaniego para manifestar la legalidad de los hechos que fueron consumados en el Senado.
Los cartistas, llanistas y luguistas aprovecharon la oportunidad y defendieron la postura que tienen a favor de la enmienda.
El senador Jorge Oviedo Matto fue uno de los que insistió con el proyecto para que Fernando Lugo pueda continuar en carrera, agregando que no los opositores no tenían nada que perder ya que Cartes se apartó de la jugada.
El momento con más tensión entre los parlamentarios fue cuando el senador Nelson Aguinagalde estuvo rememorando los diferentes momentos de violencia que se vivieron el 31 de marzo en los alrededores del Congreso y con imágenes acusaba a Efraín Alegre y jóvenes de su partido como los principales instigadores. Nombró al senador Enrique Bacchetta como uno de los que festejó el incendio del Palacio Legislativo.
Fue cuando a los gritos disidentes colorados se defendieron, aclarando de que no eran ellos.
El parlamentario del Alto Paraná también involucró a dirigentes juveniles del movimiento Colorado Añeteté. Lo que desencadenó la respuesta de Mario Abdo Benítez a favor de los jóvenes.
La senadora Desirée Masi, Eduardo Petta, Miguel Abdón Saguier, Silvio Ovelar y Luis Alberto Wagner estuvieron declarando la ilegalidad del procedimiento que desarrollaron los senadores para aprobar la enmienda sin la presencia del presidente Robert Acevedo.
Masi insistió con que no existe un acta de la sesión que desarrollaron y que el proyecto fue aprobado por usurpadores del Poder Legislativo que no tuvo mesa de entrada.
Los proyectos que figuraban en el orden del día no fueron el centro de discusión del plenario que tenía atorado en la garganta una crispación política que inició con la decisión de aprobar una enmienda para la reelección.
El camino se complicó cuando el principal actor de la obra decidió abandonar el barco y dejar en zozobra a sus tripulantes.

También podría gustarte Más del autor