Los habanos de tierra cubana son solo para entendidos

El suelo y clima conjugan la calidad

David Chamorro
[email protected]

Los tradicionales pu­ros, o mejor conoci­dos como habanos (de la Habana), son hechos de tabaco 100% cul­tivado y manufacturado en Cuba, por lo que adquieren ciertas características propias de la tierra cubana que los hace exclusivos y excelentes.

Estos productos son sometidos a múltiples procesos y severos con­troles, tanto a nivel de cultivo como en la fer­mentación, secado y con más razón el añejamien­to.

Este procedimiento tan minucioso termina repercutiendo en el precio de los habanos más distinguidos.

CALIDAD
Existen factores que deter­minan de manera crucial la calidad de un buen habano, y estos son cuanto siguen: clima, suelo, experiencia de los torcedores y variedad o tipos de tabacos cubanos.

En conversación con Miguel Smith, asesor en La Cave de Monalisa y especialista en el rubro, mencionó que los puros que alojan en el sector exclusivo de Monalisa del Paseo La Galería poseen un cuidado muy meticuloso. “El lugar donde están los haba­nos debe tener temperatura y humedad controladas. La temperatura no debe superar los 28 grados y la humedad debe mantenerse constante al 80%”, explicó.

El asesor explicó que la exclusividad de muchos habanos se relaciona con su historia. “Cada producto tiene su propia historia y par­ticularidades. Cada marca es un mundo que la hace desta­car”, finalizó Smith.

También podría gustarte Más del autor