Mejores firmas nunca excluyen discapacitados

Ciertas personas se sien­ten incómodas al trabajar con personas con discapa­cidad. La buena noticia es que la incomodidad solo es por desconocimiento de las grandes habilidades que personas con capacidades especiales desarrollan al perder, por ejemplo, el sen­tido de la vista o del habla.

Por José Zalazar
[email protected]

Ciertas personas se sienten incómodas al trabajar con personas con discapacidad. La buena noticia es que la incomodidad solo es por desconocimiento de las grandes habilidades que personas con capacidades especiales desarrollan al perder, por ejemplo, el sentido de la vista o del habla.

CAPACIDADES POTENCIADAS

El psicólogo Luis Guillén, catedrático de la UNA, es una persona no vidente que está muy adentrado en la realidad del tema y expli­ca a 5días que la inclusión laboral de personas con limitaciones físicas tiene sus tabúes que pueden ser fácilmente planteados en la organización y posterior­mente desarrollados.

Todo dependerá de qué clase de limitación se trate, en el caso de los no videntes hay ciertos tópicos como los de orden interno y los de in­fraestructura. Por ejemplo, el no vidente necesita del compromiso de una perso­na de su confianza para que ésta le lea las circulares o algún miembro del equipo que le ayude en ir hasta la estación de bus más cerca­na. Aspectos como la colo­cación de letreros en braile y el reordenamiento de obstáculos en los pasillos, como basureros, facilitarán la movilidad del no vidente.

El periodista Ariel Ruiz Díaz (23), funcionario del área de Comunicación Institucional del Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP), señala a 5días que la promoción de un programa orientado es­pecíficamente a personas con capacidades físicas li­mitadas les ayudó a acceder a su primer puesto de tra­bajo en el SNPP como tele­fonista y de ahí pasó al área de Comunicación debido a sus estudios universitarios.

Ruiz Díaz indica que fre­cuentemente muchos compañeros temen inco­modar preguntando si es que “será capaz” de hacer alguna tarea debido a su limitación. Subestimar a un no vidente puede mo­lestar a muchos, pero solo es cuestión de diálogo efec­tivo entre compañeros que rápidamente sabrán que por una cuestión de actitud podrás desarrollar la tarea sin muchos inconvenientes y agrega que justamente el factor actitudinal es suma­mente importante, ya por algo en cualquier equipo de trabajo.

Cuando las personas pier­den total o parcialmente uno de los cinco sentidos, el cerebro desarrolla me­diante un mecanismo de plasticidad cognitiva otras áreas para compensar la pérdida y esto se traduce en términos de rendimiento como una gran ventaja que es aprovechada por gran­des empresas.

Ejemplos de personas que se destacaron a pesar de sus limitaciones hay por doquier y son la fiel evidencia de que toda per­sona es un as de posibili­dades.

También podría gustarte Más del autor