Mujeres vs. Dinero: ¿cómo alcanzar las finanzas sanas?

Cada vez son más las mujeres independientes que ganan su propio dinero, sin embargo, dentro de ese “combo” de independencia económica no suele estar contemplado el correcto cuidado de las finanzas personales, por lo que a pesar de su independencia, muchas no consiguen coronar este logro con unas finanzas verdaderamente sanas. ¿Por qué es importante que las mujeres cuiden sus finanzas y cómo afecta eso a su calidad de vida? La economista Adriana Bock, directora de Superarte, organización experta en finanzas personales, explica mejor sobre este tema.

Tradicionalmente, las mujeres asumían el rol de administradora del hogar y el hombre el de proveedor; actualmente, es masiva su inserción dentro del ámbito laboral donde se les presenta el desafío no solo de administrar los bienes del hogar, sino también sus propios ingresos. Esta situación da a la mujer la posibilidad de encarar sus proyectos personales con mayor libertad, pero también la enfrenta con la responsabilidad de tomar decisiones eficientes en cuanto al gasto, el ahorro y la inversión.

La desorganización en el gasto, la falta de ahorro para la inversión o previsión de contingencias, así como el exceso de deudas, son puntos a ser evitados a la hora de manejar el dinero, sin embargo son algunos de los errores más comunes que se cometen a la hora de administrar las finanzas, advierte Adriana Bock.

“La mujer que se asume económicamente independiente necesita unas finanzas fuertes y bajo control, como requisitos básicos para sentirse tranquila y segura. Además es sano que la mujer trace sus propias metas y tome decisiones coherentes con aquello a lo cual aspira en la vida. Creo que el más doloroso de los errores financieros de una mujer es aquel que la aleja de la vida que anhela y la obliga a postergar sus sueños”, explicó.

DECISIONES OPORTUNAS

Generalmente, las compras por impulso son asociadas a las mujeres. ¿Qué deben tener en cuenta para tomar decisiones oportunas en cuanto a precio, oferta y presupuesto? Bock lo explica de la siguiente manera:

“En toda decisión económica pueden combinarse  pensamientos  racionales con detonantes emocionales. Es por ello que  la inteligencia  financiera  y la inteligencia emocional deben ir de la mano. El conocimiento de conceptos financieros nos abre la mente a nuevas perspectivas de análisis y como resultado nos permite tomar mejores decisiones, que las que tomaríamos si nos guiáramos solo por impulsos”.

Por este motivo, añadió, una mujer que busca dominar sus finanzas necesita adquirir conocimientos y tener disciplina para llevarlos a la práctica. “Desde elaborar listas de compras (y respetarlas) hasta aprender a decir “no” a una compra innecesaria, aunque sea una súper rebaja, pues el dinero mal gastado es dinero desperdiciado”, finalizó.

5 Claves para manejar mejor las finanzas​ ​

1) Organizar la economía mediante un presupuesto de gastos y registrar los pagos realizados, esta es la mejor manera de controlar a dónde va nuestro dinero.

2) Dimensionar los ingresos de manera realista es necesario para evitar incómodos desajustes, como los que pueden ocurrir cuando nos guiamos por expectativas y gastamos dinero antes de recibirlo.

3) Ahorrar sin excusas e invertir con inteligencia son las bases para la libertad financiera. También es necesario prever una cobertura ante posibles riesgos.

4) Evitar el exceso de deudas pues el crédito, cuando es  mal utilizado, puede ser nocivo para el bienestar económico (en lugar de contribuir al mismo cómo debería).

5) Apuntar a la formación de un patrimonio sólido, mediante la adquisición de activos que produzcan rentabilidad  o aumenten de valor con el tiempo.

 

También podría gustarte Más del autor