No juramento de Cartes y Nicanor protege institucionalidad del país

[email protected]

El juramento frustrado de Nicanor Duarte Frutos, y por consecuencia el de Horacio Cartes, ya tiene fin en el Congreso Nacional, según agentes económicos que solicitaron resguardar identidad. Con esto Paraguay recupera su previsibilidad para inversiones.
El escenario político que genera incertidumbre termina, y posiciona el pilar económico a salvo, según afirman.
Imagen del país pisa fuerte para detener estrategias políticas que frenan crecimiento económico, indicaron fuentes cercanas.
Los agentes resaltaron que en los últimos meses todo el interés político ha estado centrado en el intento de juramento del actual y del ex presidente, mientras temas del orden económico han quedado relegados al segundo plano, como son medidas para elevar el PIB al 6% o mecanismos para lograr un mayor consumo.
Horacio Cartes desde antes de las elecciones internas partidarias ha puesto en “punto muerto” políticas claves de gobierno ya que su interés se centra en su ambición desmedida de poder, resaltan.
Lo conversado con los agentes se hila con lo resaltado por las calificadoras de riesgo que dicen que el punto débil de Paraguay es la falta de institucionalidad que hace de ancla a la hora de lograr el grado de inversión.
Organismos Multilaterales concuerdan con esta visión en sus diferentes informes, el más reciente fue publicado ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
Por eso llegaron a su fin las artimañas políticas que se estaban analizando para conseguir que Horacio y Nicanor juren.

También podría gustarte Más del autor