Nuevo golpe a Lula, denuncian por coimas a su dupla presidencial

El Cronista
Argentina

 

El Ministerio Público de San Pablo denunció al ex alcalde de esa ciudad y actual candidato a la vicepresidencia por el PT, Fernando Haddad, por corrupción pasiva, lavado de dinero y formación de bandas acusándolo de pedir U$S 630.000 a la constructora UTC Ingeniería para el pago de deudas de campaña.

Los asesores de Haddad manifestaron su “sorpresa” ante esta denuncia en pleno período electoral, y replicaron que el delator del caso, el ex presidente de la UTC Ricardo Pessoa, tiene delaciones que fueron rechazadas en casi una decena de casos. También señalaron que “sin ninguna prueba fundamente tres acciones propuestas por el Ministerio Público de San Pablo contra” Haddad.

El tema es explosivo en tanto que el PT ya sufrió un revés cuando la justicia vetó la inscripción de la candidatura del favorito en las encuestas y ex presidente Lula da Silva, por estar condenado en segunda instancia.

Para definir cómo seguirá la participación del PT en la campaña electoral hacia los comicios del 7 de octubre, Haddad se reunió con Lula en Curitiba y definieron que Lula apelará a la Corte Suprema de Brasil y a la ONU para que le garanticen la posibilidad de disputar los comicios. Aun así, se consideraba que podría delegar su postulación en Haddad antes del 11 de septiembre, cuando vence la fecha para nombrar la nueva inscripción de candidato del PT.

Según la denuncia, la solicitud de recursos a Pessoa entre abril y mayo de 2013 fue hecha por medio del entonces tesorero nacional del PT, João Vaccari Neto, que pretendía obtener inicialmente U$S 720.000 para el pago de trabajos hechos a la campaña por una gráfica que pertenecía al ex diputado estatal Francisco Carlos de Souza, conocido como “Chicão”.

El fiscal Marcelo Mendroni, autor de la denuncia, dijo que Neto “representaba y hablaba en nombre de Fernando Haddad”. El Ministerio Público argumenta que hubo un encuentro personal del presidente de UTC con Haddad, según consta en su agenda, tras asumir en febrero de 2013. El documento señala que Ricardo Pessoa poseía una “contabilidad paralela” relativa a “las tasas pagadas en virtud de contratos de obras de UTC con Petrobras, como “deuda a saldar en pagos indebidos de tasas” de U$S 1.200.000, añadió el medio brasileño.