Paraguay cerca del grado de inversión

Buenas perspectivas de Fitch Ratings

Alfredo Schramm

@Eledithor

A criterio de la calificadora de riesgos, Fitcht Rating, la sólida posición económica del país repre­senta un gran avance de modo a que el próximo gobierno puede posicionar al país entre los mercados con el rótulo de grado de inversión, uno de los obje­tivos más esperados de los últimos años en materia de negocios.

El informe también men­ciona las intenciones del nuevo Gobierno de au­mentar la base tributaria, reducción de la evasión fiscal y el aumento del gas­to en educación. Por otro lado, Fitch Ratings men­ciona que la intención del nuevo Gobierno de refor­mar el sistema judicial y aumentar la eficiencia de las instituciones públicas podría mejorar los indica­dores a nivel país.

 

Sobre el nivel de endeu­damiento, enfatiza que el ratio deuda/PIB se mantu­vo inferior al de los países con calificación similar. Del mismo modo, destaca el déficit del Gobierno Central en 1,4% del PIB, siendo este uno de los más bajos en los últimos dos años gracias al cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF), informó el equipo de prensa del ministerio de Hacienda.

En cuanto a las estimacio­nes de crecimiento del PIB, la calificadora internacio­nal proyecta una tendencia de crecimiento robusto y de diversificación continua, destacando el mismo como el más alto de América del Sur y por encima de la me­dia de países con califica­ción BB con 3,3%.

LA REVISIÓN

Una próxima revisión de datos del PIB al alza podría mejorar algunas de las va­riables claves en torno al perfil de crédito de Para­guay.

En concreto, una mejora del PIB nominal aumen­taría el PIB per-cápita y reduciría el indicador deuda/PIB.

Fitch Ratings realizó una revisión de la perspectiva sobre la calificación ‘BB’ de Paraguay el pasado diciem­bre, pasando de Estable a Positiva.

Por último, el informe men­ciona que una continuidad de las políticas económicas con la nueva administra­ción, con bajos déficits fiscales y bajos niveles de deuda, mejores indicadores de gobernabilidad, tasas sólidas y sostenidas de cre­cimiento del PIB con menor volatilidad, podrían condu­cir a una mejora de la cali­ficación crediticia, reportó Hacienda.

También podría gustarte Más del autor