Paraguay deja de ser el hermano menor de Brasil y Argentina

Guadalupe G. Wippel @lupeWippel

Santi Zavatiero @SantiaGaSu

Paraguay se volvió el hermano mayor de Argentina y Brasil, ya que finalmente sacó los músculos y actualmente se lleva la delantera con una calificación superior a la de sus vecinos.

La economía nacional paso a paso fue demostrando que es más sólida que sus pares y que en muchos aspectos está preparada ya para jugar en las grandes ligas económicas, esto según informan las 3 calificadoras de riesgo más grandes del mundo Standard &  Poor’s, Moody’s y Fitch Ratings.

S&P anunció la semana pasada que volvía a degradar la nota del gigante de América del Sur a “BB”, con una “perspectiva estable”, debido al retraso en la aprobación del ajuste fiscal y de la reforma de las pensiones.

Esto significa que Paraguay pasa al frente, ya que mantiene su nota “BB”, un escalón por encima del Brasil y dos por sobre Argentina, que está en “B+”.

NO MUY BUENOS PAGADORES

Con esta decisión, Brasil se aleja todavía más del sello de “buen pagador” y se estanca en la categoría de lo especulativo al encontrarse tres escalones por debajo del llamado grado de inversión, de acuerdo con la clasificación de la agencia estadounidense.

CONFIABILIDAD

Por otro lado, la calificadora de riesgo Moody’s resolvió subirle la nota a la deuda argentina, que pasó de B3 a B2. A pesar de esta mejora, la nota sigue estando cinco escalones por debajo del nivel de “grado de inversión”, que es la que reciben las economías más confiables.

Entre las causas que llevaron a la decisión, la evaluadora de riesgo soberano y corporativo enfatizó que “las reformas macroeconómicas que están comenzando a lidiar con distorsiones de larga data de la economía argentina”, también el hecho de que “las reformas continuarán y, a su vez, sostendrán el reciente regreso a la senda del crecimiento positivo del país”.

PARAGUAY PUNTERO

Paraguay se encuentra con calificación “BB” con tendencia positiva, situándose por encima de Brasil y Argentina, el país luego de 3 años, el país alcanza nuevamente la perspectiva positiva obtenida en diciembre del año pasado por la calificadora Fitch, lo que implica un reconocimiento importante a los esfuerzos realizados y a los avances que el Gobierno ha conseguido en los últimos años.

Todo esto se ve reflejado en indicadores óptimos y resultados favorables para la economía paraguaya.

Juan Carlos Zárate Lázaro, de la calificadora de riesgos Solventa, mencionó que Paraguay está a 2 escasos peldaños de lograr el ansiado grado de inversión, agregó que desde el punto de vista macroeconómico seguimos bien, pero en contrapartida en lo cualitativo no se da igual performance.

Adicionó que debemos fortalecer a nuestras instituciones a través de una mejor capacidad de gestión y responsabilidad en nuestros actos. Dando como ejemplo  lo que se dio con el PGN 2018, que fue promulgado con un desfase de fuentes de financiación superior a US$: 84 millones, prevaleciendo más el criterio político que el técnico. Adicionó que tenemos que mejorar sustancialmente en la calidad de los RRHH de nuestros servidores públicos, enfatizó el economista.

“Si la conjunción de dichos factores no se va dando positivamente, muy difícilmente podríamos alcanzar el grado de inversión en los próximos 6 meses”, sentenció Zárate.

Con respecto a la calificación alcanzada por Argentina, indicó que era de esperar, ya que vienen haciendo bien los deberes, cumpliendo correctamente “el ordenamiento de la casa”, por lo que no nos debería de sorprender de que vayan escalando hacia una mejor posición en calificación en el corto plazo. Brasil, por el contrario, todavía no ha podido superar la coyuntura desfavorable, resaltó el MBA, expresando cuanto sigue: “Tengamos en cuenta que es un gigante de más de 200 millones de habitantes, por lo que siempre  se dan más variables ‘en juego’ y, por ende, todo se vuelve más complejo a nivel macro y microeconómico”.

Sin embargo, comentó que también han empezado a ir por buen camino y que espera que ello se vaya fortaleciendo en los próximos meses.

Por su parte, el excanciller y economista Rubén Ramírez Lezcano, respecto a la posición del país en frente a sus vecinos, indicó que Paraguay sigue manteniendo los fundamentos macroeconómicos y que la discusión respecto a la estabilidad fiscal durante el fin de año en el proceso electoral ha sido importante, “creo que la actitud del Gobierno de escuchar al sector privado y discutir con el Ministerio de Hacienda que son las autoridades económicas respecto de tratar vías fiscales ha sido un punto importante junto con el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica”, resaltó.

Pero refirió que todavía es importante el desafío que existe en materia institucional y eso va a ser parte de la tarea pendiente en el proceso de transición electoral para el nuevo gobierno que asume a partir de agosto del año.

AVANCES EN LAS REFORMAS

Ramírez Lezcano adicionó que el resultado de Brasil se debe porque no pudo avanzar en las reformas que se habían planteado en el sistema jubilatorio, porque tenían previstas unas reformas como la cuestión vinculada a la política fiscal que estaban en discusión en el Parlamento y que por razones políticas no se han podido solucionar, y los niveles de crecimiento esperados no fueron lo suficientemente importantes para que se pueda alcanzar esa situación, y no se pudo superar todavía la coyuntura política e institucional que genera mucha inestabilidad hasta el momento.

SIN MUCHOS CAMBIOS

El excanciller, respecto a Argentina, comentó que acaba de anunciar una serie de reformas importantes que en el Congreso fueron debatidas luego de una serie de tensiones, pero con las leyes pudieron pasar, agregando que es una economía que no va a tener muchas sorpresas desde el punto de vista de inflación o de corrida al tipo cambiario o situaciones en donde haya algún tipo de turbulencia en la economía.

También podría gustarte Más del autor