Paraguay podría vender bonos por US$1.000 millones en 2019

Por Ken Parks

El próximo Gobierno paraguayo planea solicitar autorización al Congreso para vender bonos por hasta US$1.000 millones en los mercados de capitales internos e internacionales el próximo año, dijo el futuro ministro de Hacienda del país a Bloomberg.

En una entrevista telefónica el martes desde Asunción, Benigno López comentó que la nueva Administración quiere refinanciar deuda y financiar un ambicioso programa de obras públicas, y concretó que Paraguay necesita inversiones de al menos US$1.000 millones al año en infraestructura.

El nuevo Gobierno del presidente electoMario Abdo Benítez presentará un presupuesto al Congreso antes del plazo del 1 de septiembre, el cual pronostica un crecimiento de hasta 4,5 por ciento y un déficit fiscal de no más de 1,5 por ciento del PIB, dijo. El Ministerio de Hacienda también está preparando una legislación por separado que, de aprobarse, le otorgaría flexibilidad para refinanciar la deuda existente a su discreción, fuera del presupuesto anual, dijo López.

El mes pasado, Abdo Benítez, del Partido Colorado gobernante, designó a López, su medio hermano y responsable de la agencia de seguridad social IPS, para dirigir el Ministerio de Hacienda cuando asuma el cargo el 15 de agosto. Abdo Benítez hereda una de las economías de más rápido crecimiento de América del Sur, pero golpeada también por la pobreza y la corrupción generalizada. Asimismo, tendrá que convencer al Congreso, donde Colorado es una minoría, para que apruebe una agenda legislativa que incluye un mayor gasto en educación, atención médica e infraestructura.

López planea financiar las promesas de campaña de su hermano reduciendo la evasión fiscal y cerrando lagunas con miras a aumentar la recaudación de impuestos del Gobierno a alrededor del 14,6 por ciento del PIB desde el actual 9,6 por ciento para el final de la Administración.

No descartó estudiar un aumento de las tasas impositivas, notoriamente bajas, de Paraguay -los impuestos al valor añadido, a la renta personal y a las ganancias corporativas son solo del 10 por ciento respectivamente- si se necesitan más ingresos para financiar prioridades.

López puntualizó que primero se enfocará en mejorar la recaudación, y añadió que podrían tener ingresos mucho más altos si no fuera por la evasión fiscal y el sector informal.

 

También podría gustarte Más del autor