¿Por qué fracasan los programas de pasantía laboral?

Arrancó la temporada donde jóvenes recurren a las pasantías para lograr la incursión en el ámbito laboral y ganar experiencia gracias a programas que promueven la inserción de jóvenes profesionales, sin embargo, son pocos los casos en los que los pasantes logran un lugar en la compañía.
Esto debido a algunos problemas en los programas desarrollados, de acuerdo a un informe realizado por el HR Connect de Chile y recogidos por el portal Comunidad RH. Algunos de los errores más comunes en el proceso son:
1- No se hacen cargo de “seleccionar a los mejores”: El orgullo de contratar “a los mejores titulados de las mejores Universidades” conlleva también una gran responsabilidad como estar a la altura de los mejores.
2- El perfil de contratación está equivocado: Probablemente los candidatos más atractivos para los reclutadores de la empresa tengan en mente viajar en el corto plazo, emprender o hacerse cargo de los negocios familiares.
Por sus condiciones socio-cultural-económicas no está pensando en “hacer carrera” en la empresa y ser el próximo gerente en X años. Esto se intensifica con la presencia de los millennials.
3- Las Jefaturas no están comprometidas con el programa: Más allá de la participación que puedan tener las jefaturas y gerencias en la ideación y reclutamiento de jóvenes, es fundamental su apoyo durante la ejecución.
4- Los equipos de trabajo no están a la altura: Cuando un trainee, que viene de la cultura de ser “lo mejor de lo mejor de la Universidad”, se encuentra con equipos desmotivados, con pocas aspiraciones o falta de liderazgo, lo que hace es desmoronar la premisa de “trabajar con los mejores”.
5- Hay ingresos fuera del trainee con cargos y rentas similares o mejores: Ante la situación de ser contratados como trainee, después de un proceso de selección masivo, pasan varias pruebas, presentaciones y otros.
6- No se cumple lo que se promete: Una carrera rápida en la empresa también conlleva a no cumplir los mismos requisitos y procedimientos que existen en la empresa para otros cargos. Muchas veces, lo prometido queda en deuda, debido al ruido que puede generar en el resto de los colaboradores “no trainee”.
ASPECTO LEGAL
De acuerdo a material publicado por Patricia Flor abogada de la firma Ferrere en el país pareciera ser que con la Ley de Inserción al Empleo Juvenil (Ley 4951/2013) que crea entre otras, las modalidades de “capacitación laboral” y “práctica laboral”, el Estado busca fomentar la inserción de jóvenes al mundo laboral, a través de pasantías.
Sin embargo, esta norma establece una serie de parámetros que deben ser tenidos en cuenta y analizados para su aplicación al caso concreto, antes de enmarcase en ella.
“Desde el punto de vista de las políticas públicas, en consonancia con el crecimiento demográfico de la “población joven” en nuestro país y el énfasis actual en impulsar las inversiones en el ámbito empresarial, conviene analizar si resultaría más conveniente para la sociedad establecer un marco legal más claro, más sencillo y menos restrictivo, que genere mayor certeza a las partes, de manera a permitir que empresas de todos los tamaños y pasantes de todos los ámbitos de formación intelectual, incluyendo claro está las artes, puedan generarse recíprocamente los beneficios que son propios, conocidos y probados en otras sociedades, de las relaciones de pasantías laborales”, comentaba.

También podría gustarte Más del autor