Preparó un regalo e ideó su propio negocio

Desde el 2011 personaliza pasión por emprender

Las mejores ideas siempre nacen como una solución impul­sada por una necesi­dad. La personalización de objetos para obsequiar se convirtió en un nicho suma­mente rentable en el que mu­chos jóvenes encontraron la oportunidad para empren­der en un negocio propio, como lo es el caso de Mónica Obregón, quien hace 7 años comenzó modestamente a diseñar su propia empresa.

Para Mónica, pensar en un regalo para obsequiar en el 2011 fue el momento que marcó un hito en su futuro, pues a la vez de agasajar, pudo proyectar­se hacia algo mucho más grande, como su marca Momentos, un negocio dedicado a la producción de objetos personaliza­dos, como termos, con­servadoras, canastas de desayuno, entre otros detalles personalizables para agasajar.

“Momentos se encargó siempre de ser mecánicos de corazones rotos y dibujantes de sonrisas, transmitimos emociones con cada pro­ducto que sale, cuidando los detalles de presentación, em­paquetado y envío de nues­tros productos. Sabemos que la innovación en este rubro es importante y tratamos de adecuarnos al mercado”, describió.

Todo inició con la suma de G. 50.000 que su madre le proveyó; esa suma la desti­nó a crear su propia canasta de desayunos para regalar, dado que acceder a una ya hecha resultaba mucho más costoso.

“La necesidad era realizar un regalo y como no estaba trabajando en ese entonces, sabía de las canastas de desa­yuno pero no podía acceder a ello así que prepare una con mi sello personal, las redes sociales no funcionaban como ahora, utilizábamos el Orkut y mediante un “testi­monio”, se dio a conocer mi emprendimiento”, comentó Mónica a 5días.

La emprendedora reconoce que en sus inicios, una de las debilidades que la hizo tam­balear fue la falta de conoci­miento de los modelos de ne­gocios. “Luego de pasar por varios fracasos y reintentos por sostenernos, nos capaci­tamos y nos estabilizamos, capacitarse es importante”, apuntó.

Sin embargo, desde enton­ces, el haber encontrado la fórmula para ir consolidando su marca fue lo que la llevó a saber adecuarse a las prefe­rencias del cliente de manera segura. En tanto el contra­bando y la informalidad ge­neran competencia desleal, Mónica desarrolla nuevas estrategias para resaltar en su rubro. “La innovación y la creatividad son fundamenta­les para sostenerse dentro de este noble negocio”, explicó.

Dentro de dos años, Móni­ca espera contar ya con un local en el cual exhibir sus productos. Para ella, no exis­ten secretos en el mundo del emprendedurismo. “No exis­ten secretos, éxito es poder trabajar y trabajar con moti­vación y de esa motivación nace la creatividad. Puedes trabajar duro mucho tiempo y no tener ese “éxito” pero cuando encuentres tu moti­vación, allí estará la satisfac­ción”, concluyó.

También podría gustarte Más del autor