Propiedad privada

Se garantiza la propiedad privada, cuyo contenido y límites serán establecidos por la ley

Por Teresa Giménez
ABOGADA
Estudio Drelichman Abogados

 

Uno de los principales retos de nuestro país es la tenencia y ad­quisición de la propiedad privada. Es un tema que debería ser priori­dad de una política pública y de actores de la sociedad, mientras no exista una política tendiente a ordenar, legalizar y legitimar su distribución, tenencia y propiedad seguirá siendo foco de permanentes tensiones y conflictos sociales.

La inexistencia hoy de un es­quema que posibilite el acceso relativamente fácil a la propiedad privada para la población de clase media a baja ha hecho que miles de personas se vean obligadas a acudir a alquileres, incluso algunos bastante costosos, pa­gando por algo que no será suyo.

En nuestro país, la inequidad en la distribución de la tierra es enorme, la desigualdad en la tenencia de la tierra es evidente y se ha vuelto la causa más importante de inquietud social, asimismo un impedimento al crecimiento en pos de reducir la pobreza.

Por su parte, la Constitución Na­cional establece en su “Artículo 109 – DE LA PROPIEDAD PRIVADA: Se garantiza la propiedad privada, cuyo contenido y límites serán establecidos por la ley, atendiendo a su función económica y social, a fin de hacerla accesible para todos. Pero la realidad, es que la falta de igualdad en la distribución, tenencia y propiedad, las oportunidades y los bajos ingresos contradicen esen­cialmente al mandato de nuestra Carta Magna, dejando una brecha social que excluye a una de cada cinco personas de uno de los bienes esenciales para una vida digna.

También podría gustarte Más del autor