¿Qué hubiera pasado sin la emisión de bonos 2013–2016?

Al ser la deuda pública un tema ampliamente deba­tido, se genera también la pregunta de qué sucedería si Paraguay no se hubiera endeudado en la velocidad que lo hizo en los últimos años.

De allí que el economista Hugo López responde la pregunta en un extenso análisis en torno al tema:

En el escenario CON BO­NOS el crecimiento pro­medio es de 3,6% y en el escenario SIN BONOS 0,2%. Esto se explica a grandes rasgos por el crecimiento de la Inversión tanto pú­blica como privada en los últimos años lo cual se manifiesta en obras de in­fraestructura y formación bruta de capital no solo por parte del gobierno sino también de inversiones extranjeras directas.

ESCENARIOS
En el escenario con bonos, el crecimiento promedio de la Inversión Pública para los años en cuestión es de 14,3%, en el escenario SIN BONOS el crecimiento promedio es de 1,8%. Esto puede ser bien explicado por el fuerte crecimiento de la inversión pública en los últimos años, los recur­sos de bonos soberanos se canalizaron en gran parte a inversión de infraestruc­tura física, esto fue funda­mental ante el escenario recesivo regional lo cual permitió diversificar los motores de crecimiento del país y lograr un creci­miento mucho más amplio sin una dependencia a la coyuntura de las econo­mías vecinas y principales socios comerciales.

La profundización de este déficit fiscal se caracteri­za principalmente por un mayor gasto en capital lo cual tiene un efecto posi­tivo en el mediano y largo plazo, lo cual para un país como Paraguay, con un nivel de infraestructura muy bajo es fundamental para ganar competitividad y atraer más inversiones que se traducen en trabajo, productividad, ingresos y mayor actividad económi­ca.

La diferencia entre los dos escenarios es de 12,5 puntos porcentuales, esto nos lleva a concluir de que probablemente sin la emisión de bonos sobera­nos para este periodo, la inversión pública hubiera sido mucho menor.

Cabe resaltar que la In­versión Pública Pura toma en cuenta inversiones ne­tamente de capital como inversiones destinadas a la ANDE y la INC (Industria Nacional del Cemento), Senavitat, las cuales son inversiones muy signifi­cativas, desde un enfoque micro, probablemente la productividad de estas empresas hubiera sido mucho menor sin la inver­sión con bonos soberanos que fueron destinadas a las mismas.

De igual forma, también medimos el Impacto gene­rado en la Inversión priva­da, en el escenario con bo­nos se puede observar un crecimiento promedio de 2,8% en el periodo trans­currido de 2013–2016, sin embargo el escenario sin bonos presenta un incre­mento promedio de 0,5% en el mismo periodo.

DIFERENCIA
Es clara la diferencia en­tre los dos escenarios de 2,3 puntos porcentuales, por lo que estamos en con­diciones de asumir que sin los desembolsos de bonos soberanos en el periodo 2013–2016, la inversión privada podría haber sido menor.

Estos resultados hacen notar que la emisión de bonos soberanos, no ne­cesariamente se limita a la obtención de recursos financieros para la in­versión, también tienen impacto en la imagen del país, esto sirve de atrac­tivo a inversiones ya sean nacionales o extranjeras, lo cual podemos definirla con la siguiente ecuación que mide la relación entre la Inversión Privada y la Inversión Pública.

RESULTADOS
Los resultados para esta ecuación también de­muestran la existencia de una relación positiva entre la Inversión Privada y la Inversión Pública. Por cada 1% de aumento en la Inver­sión Pública, en promedio el cambio en la Inversión Privada es 0,31%, de la misma forma se produce un aumento aproxima­do de 2,5% en la Inversión Privada ante cambios en la Rentabilidad de las inver­siones, este modelo explica en un 70% los cambios en la variable dependiente.

EFECTOS
A partir de esto, también resulta interesante plan­tearnos si existe un efecto crowding out o efecto expul­sión de la inversión privada en Paraguay, visto el efecto que generan los bonos so­beranos en la inversión pri­vada y la relación positiva de las mismas se evidencia que el efecto crowding out, no es el caso de Paraguay, esto debido simplemente a que la mayor parte de la inversión pública es financiada con recursos externos en donde no existe un desplazamien­to que desvié la inversión del sector privado e incre­mente las tasas de interés, el circulante es mayor en la economía.

Agregando a este análisis algunos números por par­te del Informe de Flujos de Inversión Extranjera Di­recta del Banco Central del Paraguay los indicadores demuestran que el capital extranjero que ingreso al país fue de 1.230 millones de dólares para lo que respecta al periodo 2008–2010 que corresponde a los primeros tres años del anterior go­bierno, lo cual para el pe­riodo 2013–2016 en donde se da la emisión de Bonos so­beranos fue de 1.539 millo­nes de dólares, en términos porcentuales 25% más de Inversión extranjera.

De igual forma se puede observar que para el pe­riodo 2008–2012 la entrada de capital promedio fue de 1.530 millones y para el periodo 2013–2016 de 1.526 millones.

Por último medimos el impacto generado en el Producto Interno Bruto, en donde se puede observar un escenario con bonos en donde el PIB real en el periodo 2013–2016 experi­menta un crecimiento in­teranual promedio de 4,4%, en el siguiente escenario sin bonos el crecimien­to interanual promedio del mismo periodo es de 3,4%.

ENTRE AMBOS ESCENARIOS
La diferencia es de 1 pun­to porcentual entre los dos escenarios lo cual pareciera ser un número pequeño, a nivel macroeconómico, es una diferencia significativa y al ritmo de crecimiento de 4% en los últimos años esto representa aproximada­mente el 25% del crecimien­to, si tomamos en cuenta el crecimiento promedio de 2013–2016, (el cual corres­ponde al periodo de desem­bolsos de bonos soberanos), el mismo es de 6%.

En términos participati­vos el impacto del 1% en el PIB representa el 17% del crecimiento promedio de la economía en el periodo ana­lizado, esto resulta signifi­cativo si miramos el tamaño del Estado (gasto público) lo cual representa alrededor del 25% del Producto Interno Bruto y en lo que respecta al gasto total obligado de la Administración Central 16,8% según el Informe de Finanzas Públicas del Mi­nisterio de Hacienda.

No está de más tener en cuenta que no todo el gasto público tiene impacto en el crecimiento económico, si separamos la Inversión Publica Pura la cual en el análisis corresponde sola­mente a gastos de capital, tenemos una participación alrededor de los 5% para los últimos años, si con 5% de Inversión Pura logramos un impacto del 17% en el creci­miento económico, estamos en condiciones de asumir que el impacto de los bonos soberanos es significativo y el efecto multiplicador ex­plicaría gran parte de esto.

También podría gustarte Más del autor