Rolls-Royce dice adiós a los Coupé y Drophead con el Phantom Zenith

Diario Expansión, España

MOTOR

El Rolls-Royce Phantom se despide de su declinación actual después de
trece años de exitosa presencia en nuestros sueños, según ha anunciado su
consejero delegado Torsten Müller-Ötvös.

 

El sustituto llegará en 2018 y lo hará con una característica especial,
el uso intensivo del aluminio para provocar un drástico descenso del peso que
produzca mejoras en sus prestaciones y en sus emisiones de CO2.

 

Debido a ello, la marca se ha planteado una despedida de lujo para un
modelo que lleva trece años de vida desde que comenzara a producirse en
Goodwood. La forma de hacerlo es producir una edición especial, que sea la
máxima expresión de este modelo y del lujo que representa, de sólo 50 unidades.

 

Así, aunque Rolls informa de que cesará por completo la producción de
los Phantom Coupé y Drophead, dichas últimas unidades Zenith serán tan únicas
que llevarán grabadas con láser los lugares en los que fueron lanzadas, 100EX
Villa d’Este y 101EX Geneva para la versión Coupé.

 

Pero aún más, hasta la famosa estatuilla que preside su frontal, el
“Espíritu del Éxtasis” se verá modificada y estilizada, para acentuar
su exclusividad. Con ello, ya nos imaginamos a los coleccionistas de todo el
mundo pensando en cómo hacerse con una de estas unidades.

 

El Phantom ha tenido series especiales como las Waterspeed, Aviator,
Metropolitan, Maharajah y Serenity, pero estamos seguros que la Zenith será el
summum del lujo sobre un Rolls.

También podría gustarte Más del autor