Splinternet, un ineludible fenómeno que fragmentará el acceso a internet

La información se divide por regiones dependiendo de las legislaciones de seguridad

Poco a poco se empieza a hablar del fenómeno splinternet que afecta a todo el mundo, y por mucho que se quiera desviar la atención en otras problemáticas digitales de interconexión no se puede negar la división regional de la información disponible en la red mundial.

QUÉ ES
Este término no tan escuchado, pero sí vivido por millones de personas en el mundo y acuñado por Scott Malcomson, consultor en comunicaciones y riesgo político; se refiere a un principio que estipula la división del acceso a internet por regiones o países en torno a intereses geopolíticos y nacionalistas.
Según un artículo de Alvaro Rattinger, Director General del portal Merca2.0, el mejor ejemplo de este fenómeno es China. Cuando alguien busca información en Google dentro de la región latinoamericana no son los mismos resultados que aparecerán en el país de Asia Oriental, limitando o seccionando solo aquellos que cumplan con ciertas normas gubernamentales. Además, el buscador más utilizado no es Google, sino Baidu.

MERCADO
Mientras más estrictas sean las legislaciones de seguridad en el mundo, se experimentará una mayor fragmentación, lo que significa menos alcance o conexión global y mayor impacto del splinternet.
Para los expertos en mercadotecnia, el auge de un internet dividido “puede suponer la reutilización de estrategias locales y de mayor control presupuestario y de comunicación en las oficinas de cada país”, explica Rattinger.
Con un buscador o internet exclusivo de un país o región, implicará una sólida estrategia para abarcar o ingresar a esa plataforma y requerirá también un conocimiento íntimo del mercado local.

ESTRATEGIAS
El nivel de preparación que se necesita para ejecutar estrategias en internet va en aumento y la solidificación de una corriente regional de red acentuará la necesidad de comprender fenómenos geopolíticos digitales.

Se refiere a un principio que estipula la división del acceso a internet por regiones, en torno a intereses geopolíticos.

También podría gustarte Más del autor