Sueño de negocio inserto en containers premium

Cuando nace una inquietud que genera cierta sensación de insatisfacción, la decisión a tomar suele ser muy arries­gada. El apoyo de los más cer­canos es vital y la intrepidez para tomar camino correcto, fundamental.

Santiago Mello es un profe­sional uruguayo con amplia experiencia en el área comer­cial en su país. Luego de va­rios años desempeñándose en empresas particulares, tomó impulso y decidió lanzarse hacia su emprendi­miento personal, momento en el que escogió introducir­se en el mundo de los contai­ners, pese a “no tener idea de lo que eran”. De esta forma, a su nuevo negocio le nombró “Premium Containers”.

“Empecé con lo que son las oficinas, casas, vivien­das y allí tuve mucho éxi­to y me dio la oportunidad de venir para Paraguay”, comentó en una entrevis­ta para 5días.

Antes de decidir por su in­dependencia fueron mu­chas vueltas sobre la idea, en donde la incertidum­bre le impedía decidir de una. “Por suerte recibí mucho apoyo, la primera decisión que tomé fue la de dedicarme a la venta”, agregó.

Todo empezó con una inver­sión de US$ 10 mil destinadas a maquinarias y espacio físi­co para un taller, además de los empleados que vendrían a formar parte de su empresa. “Nos largamos con la consig­na de que si trabajamos duro y hacíamos las cosas bien no tenía por qué salir mal”, ex­presó.

En la primera etapa del em­prendimiento, todo se enfocó en elaborar un presupuesto, planeamientos y estrategias de negocio, comenzando por la legalización de la marca, pasando por el diseño de un sitio web en donde detallar sus servicios e iniciar con la gestión de ventas y empe­zar a formar una cartera de clientes potenciales. “Las pri­meras ventas por suerte han salido muy bien, los primeros meses han sido muy buenos. Al principio había un poco de desconfianza por parte de los clientes por ser una empresa nueva y porque soy uruguayo pero aun así dentro de todo los clientes nos han acompa­ñado muy bien y les gustó la idea”, indicó.

En cuanto a la propuesta de containers, Mello ex­plicó que optar por este tipo de material resulta un 20 a 25% más económico que una construcción tra­dicional, dependiendo del diseño y materiales uti­lizados. “Ofrecemos pro­ducto estándar con presu­puestos de viviendas, de oficinas, de showrooms que ya tenemos diseña­dos.

También podría gustarte Más del autor