El Metropolitan explora el interés por la arqueología de principios del s.XX

Nueva York, 17 may (EFE).- El Museo Metropolitano de Nueva York explora desde hoy el interés que la arqueología despertó al comenzar el siglo XX, a través de las reproducciones de arte griego de la edad de bronce que realizaron Émile Gilliéron y su hijo, también de nombre Émile.

La muestra acoge diversas reconstrucciones y copias en acuarela y yeso de Gilliéron (1850-1924), y de su hijo (1885-1939), que con su trabajo "influyeron en la popularización del arte griego antiguo y en su estudio en Europa y Estados Unidos", explicó a Efe el responsable de arte griego y romano del Museo, Seán Hemingway.

"Los frescos griegos de la edad de bronce tienen un estilo muy vivo, y los Gilliéron lo capturaron en sus reproducciones, a pesar de que en ocasiones las obras estaban muy fragmentadas", puntualizó el experto.

Entre las reproducciones, que se pueden contemplar hasta el hasta el 13 de noviembre, figuran acuarelas que muestran con todo lujo de detalle y vivos colores el fresco "Salto del toro" (cuyo original es de 1450 a 1300 antes de Cristo).

También hay copias de objetos en tres dimensiones como una daga con un mango de marfil (1600 a 1450 AC), o un juego de mesa de intrincado diseño (1750 a 1525 AC), todos basados en hallazgos de Cnosos y pertenecientes a la colección del prestigioso museo neoyorquino.

Las acuarelas y el yeso permitieron a los Gilliéron reproducir los detalles de una forma que no permitía la fotografía de la época, y tal fue su habilidad que establecieron un negocio de venta de copias de estas obras.

Según Hemingway, las creaciones de artistas como Pablo Picasso (1881-1973) y Giorgio de Chirico (1888-1978), o de escritores como James Joyce (1882-1941), se vieron influidas por la popularización de estas imágenes y de este tipo de arte.

En concreto, señaló que De Chirico estudió dibujo con Gilliéron padre, que Picasso se inspiró de la iconografía de los toros presente en el arte de Cnosos, y que Joyce, autor de la novela "Ulises" (1922), basada en "La Odisea" de Homero, también estudió el mundo griego.

También podría gustarte