Las marcas apuestan al carisma de los pelados

Eduardo Burgstaller y Luis “Pichi” Villanueva, los rostros de producciones publicitarias importantes a nivel país, comentan cómo llegaron a ser elegidos, cómo el trabajo de años los ayudó a impulsarse y de cómo sus vidas cambiaron por completo a raíz de la oportunidad que les dio su talento.
CAMBIO
De abogado a figura publicitaria, Eduardo Burgstaller, protagonista de una de las campañas publicitarias más exitosas de nuestro país, nos comenta en una entrevista en el Canal 5días que el cambio fue radical, ya que de ser un humorista y abogado poco conocido pasó a verse en publicaciones en todas partes –afirmó–, a tal punto que ni él podía creer la magnitud de lo que había iniciado.
Eduardo, a pesar de su profesión, no resiste vivir sin humor, fue esto mismo lo que lo llevó a ser humorista y, posteriormente, actor. Lo que más cambió en mi vida fue el reconocimiento que recibí por parte de diferentes personas, no solo de mi entorno familiar sino que del laboral, me sorprendía cuando en la Corte me reconocían y me felicitaban por mi trabajo humorístico, ya que eso no fue lo que esperé definitivamente, mencionó.


DESCONGESTIONAR

Me metí en el humor para descongestionar mi vida laboral y la vida de los demás, es una forma de sentirme mejor –alegó Eduardo, que alega que el humor no es un chiste sino lo más importante en la vida diaria, ya que con el aumento de conflictos diarios disminuye la capacidad de la risa.

No solo es fruto del esfuerzo de años, sino que también de dedicación y pasión, todos saben que llegar a la meta no es tan fácil como pensamos al principio, el camino está lleno de tropiezos y acciones inesperadas, que muchas veces nos impulsan como es el caso de ‘‘Pichi’’ Villanueva, quien nos comentó que a pesar de pasar años en la actuación y en canales de televisión, le tomó por sorpresa el casting y más aún ser elegido para ser imagen de una telefonía local. Me dijeron sería de lunes a viernes y yo tomé el último turno un viernes, lunes me llamaron de vuelta que era un filtraje y ahí quedé entre 5 o 6 personas, para el viernes quedé entre 2 y ahí ya fue la decisión final y así en una semana ya estábamos grabando el comercial, menciona ‘‘Pichi’’.
EJEMPLO
Un ejemplo de que la vida da vueltas oportunas, sin mencionar el hecho de que su trabajo lo haya llevado a ser conocido en todo el país e inclusive fuera de él, de manera que pudo verse contemplando esos sueños de niños cuando quería ser un actor famoso. Su alegría más grande –según nos comentó– está en que la gente lo reconoce por su trabajo de hacer reír. “Es muy gratificante que la gente te salude y te reconozca lo que vos estás haciendo, porque me dicen: es muy difícil hacerle reír a la gente habiendo tantos problemas”, además así fue como puede ver reflejado 12 años de esfuerzo.

Ambos testimonios reflejan que el humor ha sido lo que cambió sus vidas y verse envueltos en publicidades destacadas lo llevó a tomar la decisión de aventurarse en algo que ellos mismos aceptaron, no es fácil como lo es la del humor y la de gustarle al público, que finalmente son los mayores críticos.

También podría gustarte